Ir al contenido principal

Entradas

Celebración

Ayer a mediodía llegué a casa de vuelta del CIFETS 2018 muy contenta por lo aprendido, la gente que he conocido y las ideas que me he traído en la maleta. Una de ellas, que emergió en varias de las ponencias, es el concepto de celebración. Tanto Josefa Fombuena como Janet Finn lo explicaron con detalle mientras el auditorio escuchaba asintiendo con la cabeza. Hay que recuperar el sano ritual de celebrar, no me cabe ninguna duda.

La realidad, siempre tan puñetera, se encargó de darme un bofetón para bajarme los efectos del congreso a las nueve de la noche. Fui a llevar a mis padres a su baile semanal y a la vuelta encontré en el teléfono del trabajo (que había olvidado llevarme) tropecientas llamadas perdidas por una persona tutelada que trasladaban enferma desde su residencia al hospital. Media hora había tardado en llevar a mis padres y volver a casa, media hora en la que la residencia llamó a media Almería.

Devolví la llamada, que acabó en una agria discusión con la enfermera de la…
Entradas recientes

Silencio

Si los muertos permanecen entre nosotros, hoy deben de soportar un día muy extraño. Los cementerios, lugares de silencio, cada uno de noviembre son invadidos por ruidosas hordas de vivos que limpian y acicalan las tumbas de sus seres queridos; opino que en algunos casos lo que se limpia en realidad es la conciencia por aquello que hicimos o dejamos de hacer en vida del finado ¡Las cosas, en vida! dicen en mi pueblo las personas mayores, y no les falta razón, al menos que yo sepa.

Quizá los cementerios sean los únicos lugares civilizados donde reina el silencio y es que los seres humanos no sabemos vivir sin ruido ¡hemos inventado hasta máquinas de ruido blanco! de hecho escribo esta entrada mientras escucho con mis cascos a Bach. Si estamos solos en casa, encendemos la TV o ponemos música, si convivimos con alguien solemos hablar la mayoría del tiempo de cualquier cosa y si alguien se queda callado lo usual es pensar "algo le ocurre", cuando lo más lógico sería suponer que a…

La intervención social era esto

Cuando comencé a trabajar en servicios sociales allá por 1998 creí que nunca llegaría a hacer intervención social. Me esforzaba mucho por aprender, pero todo lo que leía sobre terapia familiar me sonaba muy abstracto y todavía me asustaba más no comprender algunas ideas y términos, por lo que la formación generaba el efecto contrario al que yo buscaba: Cuanto más leía, más aterrada estaba.

Por otra parte, la escena en mi cabeza sobre lo que tendría que ser intervención social se desarrollaba en una sala con un espejo unidireccional, muebles de diseño y un puñado de terapeutas tan numeroso como jamás visto en servicios sociales, donde tampoco había ninguna sala con espejo, así que de ninguna manera estábamos preparados para intervenir, en todo caso podríamos dar algún consejo entre prestación y prestación.

Con el paso del tiempo me fui relajando aunque, como me encanta leer y soy muy curiosa, me seguí formando a través de cursos y continué comprando libros aquí y allá sobre todo lo qu…

Sobre incapacidades y tutelas

El pasado 21 de septiembre conocimos la noticia de que el Gobierno eliminará la incapacitación judicial a las personas con discapacidad. Así titulaba eldiario.es la noticia de la reforma normativa en materia de tutela para su adaptación a la Convención de Nueva York que España ratificó en 2008 ¿Qué significa esto a efectos prácticos? ¿Es una noticia importante? Sí, es importante, pero no suficiente.

La incapacitación es, como sabemos, el procedimiento jurídico destinado a anular o restringir la capacidad jurídica de personas adultas que tienen dificultades para tomar algunas de las decisiones que implica la organización de su vida cotidiana, siendo asumidas estas decisiones por la figura de la tutela, que puede ser física (un familiar) o jurídica (una entidad tutelar) previa privación de la capacidad.

Hasta ahora los juzgados no se han complicado mucho la vida y han ido resolviendo en la línea de la incapacitación total (incluyendo el sufragio activo), una práctica muy lesiva para lo…

Lavarnos las manos

Será porque mis padres han comenzado a manifestar signos evidentes de su ancianidad o simplemente porque es vergonzosa, esta semana apareció una noticia que me partió el alma, el desahucio de un matrimonio de ancianos en Oviedo y su permanencia dos días al raso. Dos días durmiendo en un parque, solicos.

Más allá del dolor (físico) que me produjo la noticia y del sentimiento de rabia e indignación, el mismo que cualquier persona con cierta empatía experimentará, observo algunas derivas de esta tragedia que quiero compartir. En primer lugar, detengámonos en la reacción del juzgado que decretó el desahucio, publicada en Cuatro:
El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha asegurado este lunes que el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Oviedo no estaba informado de la situación de vulnerabilidad de los dos ancianos desahuciados en Oviedo que pasaron dos noches en el Parque San Francisco. "Si los ocupantes de la vivienda eran las personas y con esas condiciones, no habían p…

Crítica de la víctima

La víctima es el héroe de nuestro tiempo. Ser víctima otorga prestigio, exige escucha, promete y fomenta reconocimiento, activa un potente generador de identidad, de derecho, de autoestima. Inmuniza contra cualquier crítica, garantiza la inocencia más allá de toda duda razonable ¿Cómo podría la víctima ser culpable o responsable de algo?Este fragmento, extraído de la contraportada, resume perfectamente el ensayo Crítica de la víctima, escrito por el italiano Daniele Giglioni. Leí el libro a principio de verano, interesada por la perspectiva con la que el autor aborda el concepto. Aunque no es un libro fácil, ha recibido buenas críticas. A mi también me gustó y tras acabarlo me dio que pensar sobre como las trabajadoras sociales enfocamos esto de las víctimas y las victimizaciones.



El libro volvió a su estante y la víctima quedó archivada hasta que, insistente ella, reapareció en otro ensayo que acabo de terminar: Terapia Narrativa con familias multiproblemáticas, del médico y psicotera…

La insoportable chulería de Adela

Hace un par de semanas introduje un personaje en este blog para ilustrar algunos aspectos interesantes que observo en eso que solemos llamar intervención social. El personaje en cuestión es Adela. Adela, como dije, es exigente, agresiva, intransigente y chula. Eso dificulta ostensiblemente la generación de vínculo, un elemento imprescindible en la relación de ayuda, lo que me sugería un punto de partida para compartir qué posiciones, en mi opinión, ayudan a establecerlo y qué otras lo cortocircuitan.

Adela sería, en definitiva, una excusa, y poco me importa lo demás; ha llegado a este blog con una misión.

Adela además de agresiva sería otras muchas cosas (si yo quisiese) que nos demostrarían que nada tienen que ver los rasgos de personalidad con el trastorno mental, si es que Adela tuviese rasgos de personalidad. De hecho, es de las primeras cosas que aprendes cuando comienzas a tratar con personas que conviven con el trastorno mental: No existe ninguna correlación.

El caso es que Ad…