Ir al contenido principal

El Trabajo Social debe tomar la calle (y la red)

Primavera de 2011. El movimiento 15 M toma las calles. Se publican los libros "¡Indignaos!", de Stéphane Hessel y "¡Reacciona!" (VV.AA.). Manifestaciones, caceroladas, asambleas callejeras, convocatorias virtuales, facebook, twitter; algo parece cambiar en esta sociedad mercantilista dispuesta a fagocitarse. ¿Es realidad o un anuncio de Bennetton o Calvin Klein? me pregunto cuando veo por televisión las calles llenas de gente sin trabajo, sin futuro y, sobre todo sin miedo. La verdad, no lo termino de creer.

Eufórica, me meto en internet, me agrego a todos los grupos, me informo de cuales son los puntos reivindicativos de los movimientos que se van creando. ¡Hay que hacer algo, no sé, irse a las acampadas, a las manifestaciones, tirar huevos a los escaparates de los bancos, no sé, algo!. Lo que la gente cuenta en la tele me es tan familiar que me duele oirlo (porque trato de anestesiarme y no escucharlo) porque todos los días tengo que escuchar historias en mi despacho que son incluso peores. Todos los días emito la misma respuesta, automática en muchas ocasiones, preparada para evitar los gritos, la recriminación, tengo que protegerme, no puedo soportarlo, es demasiado.

Pero ahora todo va a cambiar. Y el colectivo de trabajadores sociales tiene mucho que decir. Somos, por desgracia, observadores privilegiados de la injusticia. Me pongo manos a la obra. Si no hago algo me sentiré una mierda. Crearé una comunidad a través de facebook, ¡hay que hacer algo, coño!, contactaré con el Colegio, hablaré con los compañeros, enviaré correos, pero, excepto unas pocas personas, nadie responde. ¿A lo mejor es que no están ahí? quizá son sólo hologramas de sí mismos, o puede que se hayan vaciado, sí, será eso, el ejercicio del Trabajo Social cada día te vacía; tenemos que ir llenando el alma en la gasolinera porque con cada entrevista, con cada visita, nos vamos vaciando ¡cuidado, hay algunas trabajadoras sociales que se han vaciado por completo!. Ya no son trabajadoras sociales, hablan como si lo fueran, tratan de comportarse como si lo fueran. Pero no pueden. Se vaciaron. Todo está perdido para ellas. Son sólo zombis. ¡Tengo que cambiar de estrategia! ¡He de buscar entre aquellas trabajadoras sociales a las que les queda algo de fe!, pero ¿donde estáis?. No os encuentro. Me siento tan sola.

Comentarios

Entradas más leídas

Ayuda a domicilio y trabajo social (primera parte)

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) es uno de los programas más antiguos en los servicios sociales de este país. Existe un amplio consenso profesional y ciudadano sobre su eficacia y su relevancia como yacimiento de empleo, sobre todo en las zonas rurales. La ley de dependencia lo ha incorporado en su catálogo, siendo éste uno de los recursos más prescritos.

La importancia de este servicio obliga a una revisión periódica para su actualización y mejora. Como profesional responsable en mi UTS del SAD me gusta hacer esta revisión, eso sí, para mis adentros ya que nadie me ha pedido que lo evalúe. Hoy la traslado al blog porque guarda relación con mi manera de entender el trabajo social. Vayamos por partes.

Casi todas las administraciones prestan el SAD a través de la modalidad de gestión indirecta, es decir, con empresas normalmente multinacionales que se ocupan de la gestión del servicio mientras la titularidad sigue siendo pública. 
En la práctica esto se traduce en que las trabajad…

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales

A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son: Intervenciones cajero. Intervenciones Federer. Intervenciones alguien ha matado a alguien. Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y …

Diez revistas científicas sobre trabajo social

Hoy traigo al blog una lista de diez revistas científicas sobre trabajo social (y servicios sociales), con tres elementos en común: están escritas en español, puedes consultarlas on-line y lo mejor de todo: son gratuitas. No estan todas las que son, pero son todas las que estan. ¡La próxima vez que te oiga decir que no estás al día en trabajo social porque no tienes dinero para comprar libros, te arreo una colleja que te avío!

Asimismo, si conoces alguna otra que merezca estar en tan insigne listado, no te lo guardes, ahí, a lo somormujo, ¡eh! Que rule el conocimiento, amigos...

Antes de pasar a colocar la lista esta tan apañada que me he fabricado, te recomiendo ojear e incluso leer el interesante documento que ha elaborado la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que lleva por título Contenidos de la competencia municipal en servicios sociales, en el nuevo marco legal. Si eres de naturaleza perezosa, también puedes informarte en el blog de Joaquín Santos, más con…