Ir al contenido principal

Redes y trincheras

Hola de nuevo:

Esta semana me he puesto a escribir pronto. Llega la Navidad, esto es: comidas de todo tipo, compras y tardes en coma (tras las comilonas) en el sofá acompañada de mi inseparable amigo Almax, que el día que me entere yo de que lo retiren porque descubran que es malo para el bazo, o algo así, me tiro dislocada a las farmacias que me va la vida en ello, igualico que hizo la madre de un amigo mío cuando quitaron el Optalidón.

Con todo esto de la crisis y los recortes pienso, como mucha gente, que es muy importante articular las acciones ciudadanas y sociales a través del trabajo en red. Esto es una obviedad. En una conversación entre compañeros trabajadores sociales o en otros grupos ciudadanos todo el mundo se muestra de acuerdo con este sentir: hay que sumar y no restar y demás, afirma toda aquella persona que está implicada en mejorar la situación. Lo que me preocupa y me lleva a escribir sobre este asunto es la dificultad de llevar la idea a la práctica.

Pertenezco a algunos colectivos y he asistido en reuniones diversas al debate, absurdo en mi opinión, sobre si para tal acción se debe llamar a cual asociación o no porque nos van a identificar con cierta ideología o cierta actitud. También observo una tendencia en los colectivos, que me molesta sobremanera, a evitar un debate si éste puede resultar polémico, y me molesta porque evitar debatir genera en aquellos que quieren hacerse escuchar mucha frustración y en muchas ocasiones el abandono. Otra cosa es que el resultado del debate, es decir, los acuerdos, no sean de nuestro agrado, aquí, amigos, mandan las mayorías, a excepción de que se persiga el consenso a toda costa, lo que es harina de otro costal. Eso no me preocupa, es muy difícil estar de acuerdo con todos en todo, pertenecer a colectivos implica una actitud flexible.

Pero volviendo al tema del trabajo en red, me resulta sorprendente que a los propios trabajadores sociales nos cueste tanto trabajo conectar con otros colectivos; tan obcecados estamos en defender nuestra trinchera que a lo mejor resulta que estamos todos pegando tiros desde el mismo lado y no nos hemos dado ni cuenta.

Y creo que aquí los colegios profesionales tienen una responsabilidad importante. La defensa de la profesión es una labor fundamental, pero no lo es menos la defensa de la ciudadanía y ello pasa por ser capaces de visibilizarnos como grupo en acción y ser capaces de aunar esfuerzos con otros; para ello, es hora de aparcar egos, intereses espurios y remangarnos, con valentía. Lo que debe importarnos es articular un mensaje claro que llegue a la ciudadanía, removiendo conciencias y generando opinión. Y es esta lucha creo que todos los brazos son pocos si empujamos en la misma dirección. Lo demás, es más de lo mismo. Y necesitamos articular otra cosa, o al menos imaginarla.
 
Hasta la semana que viene.
(Dedicado a María, la madre de Rita)

Comentarios

Entradas más leídas

Ayuda a domicilio y trabajo social (primera parte)

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) es uno de los programas más antiguos en los servicios sociales de este país. Existe un amplio consenso profesional y ciudadano sobre su eficacia y su relevancia como yacimiento de empleo, sobre todo en las zonas rurales. La ley de dependencia lo ha incorporado en su catálogo, siendo éste uno de los recursos más prescritos.

La importancia de este servicio obliga a una revisión periódica para su actualización y mejora. Como profesional responsable en mi UTS del SAD me gusta hacer esta revisión, eso sí, para mis adentros ya que nadie me ha pedido que lo evalúe. Hoy la traslado al blog porque guarda relación con mi manera de entender el trabajo social. Vayamos por partes.

Casi todas las administraciones prestan el SAD a través de la modalidad de gestión indirecta, es decir, con empresas normalmente multinacionales que se ocupan de la gestión del servicio mientras la titularidad sigue siendo pública. 
En la práctica esto se traduce en que las trabajad…

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales

A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son: Intervenciones cajero. Intervenciones Federer. Intervenciones alguien ha matado a alguien. Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y …

Diez revistas científicas sobre trabajo social

Hoy traigo al blog una lista de diez revistas científicas sobre trabajo social (y servicios sociales), con tres elementos en común: están escritas en español, puedes consultarlas on-line y lo mejor de todo: son gratuitas. No estan todas las que son, pero son todas las que estan. ¡La próxima vez que te oiga decir que no estás al día en trabajo social porque no tienes dinero para comprar libros, te arreo una colleja que te avío!

Asimismo, si conoces alguna otra que merezca estar en tan insigne listado, no te lo guardes, ahí, a lo somormujo, ¡eh! Que rule el conocimiento, amigos...

Antes de pasar a colocar la lista esta tan apañada que me he fabricado, te recomiendo ojear e incluso leer el interesante documento que ha elaborado la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que lleva por título Contenidos de la competencia municipal en servicios sociales, en el nuevo marco legal. Si eres de naturaleza perezosa, también puedes informarte en el blog de Joaquín Santos, más con…