miércoles, 15 de febrero de 2012

Diez razones para ir a la manifestación del domingo

Hola de nuevo:

Navegando por las redes sociales he tenido la ocasión de leer la opinión de personas que no van a acudir a la manifestación del domingo contra la reforma laboral por distintos motivos. Yo los respeto todos excepto uno: que los sindicatos que la convocan no están legitimados para ello y no se les puede "hacer el juego".

Este argumento es justo lo que busca el Gobierno y los llamados mercados; no descubro nada nuevo (como casi nunca cuando expongo mi opinión) si afirmo que una de las claves del avance del neoliberalismo es la fragmentación del mercado de trabajo, la división y el enfrentamiento entre la clase trabajadora, además, por supuesto, del debilitamiento del movimiento sindical.

Que el movimiento sindical está debilitado es algo que se ha ganado el propio sindicalismo a pulso; yo misma he criticado con dureza a los sindicatos y, con el panorama que tenemos, mucho me temo que continuaré haciéndolo. Aún así, me parece chocante que, precisamente ahora, que los Toixo y Méndez parecen despertar de su mullido sueño subvencionado, nos dé a la clase obrera (que es lo que somos) por ponernos exquisitos y nos situemos frente a quienes se supone que tienen que defendernos. Que digo yo que mejor nos iría si, en lugar de criticar a los sindicatos en la barra del bar, nos plantásemos en las secciones sindicales y les sacáramos los colores a más de un liberado...

Así pues, aquí van mis 10 razones para acudir a la "mani" del domingo:

1. La reforma laboral es un retroceso gravísimo y el camino hacia la desprotección laboral total.
2. Es necesario que el gobierno comience a temer a "la calle" para que cese en su vorágine, y eso sólo lo conseguiremos si somos legión.
3. Debemos sacar los colores a los sindicatos y empujarles a que tomen medidas más drásticas y se dejen de pamplinas. Si somos pocos, dirán que no les apoyamos.
4. Es vital que Europa se de cuenta, de una vez, de que con la ciudadanía de España no se juega.
5. Tenemos muy cerquita a nuestros vecinos, los pobres griegos ¿es lo que queremos para nosotros?
6. Si permitimos esto ¿qué vendrá despues?
7. El hartazgo hay que demostrarlo en la calle; delante del telediario, en nuestro sillón, ni Rajoy, ni Merkel, ni Toixo ni Méndez se van a enterar.
8. Es un buen momento para sacar nuestro cabreo de paseo y volvernos a casa con la sensación de no habernos quedado de brazos cruzados.
9. Es también un buen momento para quedar con compañeros de batalla, y, al terminar, tomarse unas cervecillas y echar unas risas.
10. Y para terminar, esta viñeta del genial Fontdevilla, por si no te he convencido.












 Hasta la semana que viene.

4 comentarios:

  1. como en toda situacion aprovechais para insultar y denigrar a los afiliados de ccoo y ugt, vuestra actitud es la esperada os importa mas insultar culpando de todos los males ya sean reformas, resultados de las elecciones a los sindicatos que realmente defiende con reconocidos errores asi como importantisimas victorias en derechos laborales, ahora la repugna reforma nos quita los derechos conseguidos por los sindicatos que tu criticas, vosotros como siempre de espectador aullador

    ResponderEliminar
  2. Querido anonimo: Antes de nada creo que lo que pretende la bloguera es alentarnos para ir a la manifestación. En segundo lugar me parece poco democrático que no se pueda hacer una crítica constructiva a los sindicatos, máxime cuando por primera vez en la historia mis compañeros de trabajo estan mas indignados que aquellos que se supone que nos defienden. Si eres un liberado, como creo, disculpa las molestias. Te lo dice una afiliada a UGT hasta el copetillo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Guapa , me he acordado de tu blog y he entrado , lo leeré mas detenidamente , pero no he podido resistirme a saludarte,un besazo y un saludo a todos (soy el T.S mas desastre que has conocido y con el que has trabajado y algunos dicen que rural como las bellotas). Un nuevo saludo y abrazo

    ResponderEliminar
  4. Compañero anónimo. No me gusta contestar anónimos, pero ale, ahí voy. Estoy afiliado a CC.OO desde hace casi 25 años. He sido delegado sindical y liberado durante varios años. Algunos de mis mejores amigos se han dejado o se dejan buena parte de su vida en la pelea sindical. Son estupendos y estupendas. El sindicalismo me resulta absolutamente inseparable de la lucha por las libertades, la democracia y la igualdad. Si no existieran los sindicatos habría que inventarlos. Pero eso no quiere decir que haya gentes que se hayan ganado a pulso la crítica y el alejamiento de las gentes.
    Yo defiendo a los sindicatos y los defenderé. Pero tampoco creo que las opiniones de los que los critican se combatan con la crítica fácil, se contrastan con argumentos y razones.
    Además, en pura estrategia, compañero o compañera, se trata de unir y no de crear distancia y conflicto con quien se une. Y en este caso Belén se une a la movida, la difunde y hasta utiliza las propias imágenes difundidas por los sindicatos mayoritarios. Si te equivocas de enemigos te equivocas del todo. Hay que saber asumir las críticas, analizarlas y entender que, al menos, una parte de razón tienen y cambiar lo que haya que cambiar.
    Belén, un saludo y ni caso.

    ResponderEliminar