domingo, 11 de marzo de 2012

Programa electoral del PSOE para las elecciones de Andalucía 2012

Hola de nuevo:

Os traigo mi análisis (personal e intransferible) del programa del Partido Socialista para las elecciones de Andalucía. Esperaba leer mucho sobre servicios sociales, especialmente servicios sociales comunitarios, pero en este aspecto me he llevado una decepción; el programa en cambio incluye cosas interesantes en relación con políticas sectoriales, pero vayamos al grano, leñe.

Para descargarlo pincha aquí. Es la página del PSOE Andalucía y en la portada aparece un enlace que nos lleva al archivo.

El término servicios sociales aparece 3 veces. Poquito, poquito. En cambio el término voluntariado aparece seis veces aunque, a diferencia del Partido Popular, ubica esta forma de participación social en donde realmente corresponde; hablando en plata, los voluntarios de toda la vida y no la moda del "trabaja gratis que Madriz te necesita" a lo Ana Botella, (qué mujer, me pone los vellos como escarrrrpias).

Sus propuestas en materia de servicios sociales las incluyen en el cuarto eje de su programa (son cinco), que lleva por título: "El valor de lo público, garantía de equidad y seguridad".

Dicen en la página 131: "Las desigualdades propias de la economía de mercado han de verse compensadas por una red básica soportada en los pilares esenciales del bienestar: una sanidad y una educación públicas y universales para todos; una acción de protección contra el desempleo; una pensión digna; y unos servicios sociales que ayuden a proteger a quienes se encuentren en una situación desfavorecida.

Y es que, frente a la consagración del mercado como la prioridad de los gobiernos de la derecha, los socialistas y las socialistas de Andalucía defendemos la prioridad de la igualdad y la garantía de los derechos sociales, económicos y culturales. Por ello, aspiramos a:

• Garantizar la libertad e independencia de los trabajadores.
• Mantener los derechos sociales.
• Reafirmar el principio de no discriminación en el goce de los derechos sociales".

Buen inicio, lo malo es que después lo desarrollan poco. No dedican un apartado a servicios sociales, aunque sí a dependencia. Las actuaciones en materia de servicios sociales las ubican en inclusión social y después hablan de sectores concretos. Veamos algo de lo que proponen en materia de dependencia (todo ello en pág. 143):
 
"Andalucía es la Comunidad Autónoma que más y mejor ha avanzado en la implantación y extensión de todo el panel de servicios y ayudas que necesitan las personas en situación de dependencia. Reivindicamos por ello un trato adecuado en el modelo de financiación del sistema, que tome en consideración, en mayor medida, los servicios prestados y las personas realmente atendidas (...)". Lo que os comentaba en la entrada anterior que el PP llevaba en su programa, "mia" tú que listos (los del PP)...

"Se adoptarán las medidas formativas (¿?) precisas para garantizar que los recursos económicos de la Ley de Dependencia, destinados al pago del Servicio de Ayuda a Domicilio, se abonen a las empresas prestadoras del mismo en los plazos establecidos, a fin de proteger los derechos salariales de las personas que prestan dichos servicios". Hombre, más progresista me parece que el Servicio de Ayuda a Domicilio tenga un carácter público, integrando a las auxiliares en los equipos de SS.SS. o, al menos, que se fomente un modelo empresarial más respetuoso con los derechos de las trabajadoras, como las empresas de economía social tipo cooperativas, etc. Ya está bien de mantener empresas que le pagan cuatro chavos a las auxiliares y aprovechan sus jugosos beneficios para fichar "furgolistas".

"Continuaremos consolidando el modelo de colaboración en la gestión con las Corporaciones locales, para la conformación definitiva del Sistema Andaluz para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Andalucía". Bien lo de la colaboración con los Aytos. y Diputaciones pero ¿y la integración de este sistema dentro del sistema andaluz de servicios sociales?.

Ni una palabra de la moratoria de Rajois (mi madre lo dice así, no sé por qué), las medidas en materia de dependencia son demasiado generales, en mi opinión. Miradlas y juzgad vosotros.

En relación con las políticas sectoriales, en  materia de mujeres, las medidas son bastante más concretas. En el apartado que le dedican a Infancia, me gusta especialmente esta medida:

"Modificaremos la Ley de la Atención y los Derechos del Menor en Andalucía, para su adecuación a los cambios sociales, nuevas realidades de la infancia y las familias, a la vez que se refuerzan las actuaciones en materia de prevención de las situaciones de riesgo y la atención a la adolescencia en conflicto social" (pág. 146). Luego habrá que ver qué dinero se dedica, pero eso es harina de otro costal, la medida me parece adecuada.

Incluyen también como colectivos específicos juventud, drogodependientes y mayores, especificando medidas relativas a envejecimiento activo.

Pego del apartado 4.6. Andalucía integradora.

"Ahora más que nunca, contra la pobreza y la exclusión social. (págs. 151 y ss.)

• Aprobaremos una nueva Ley de Servicios Sociales e Inclusión, que adapte la actual a las nuevas circunstancias sociales derivadas del progresivo envejecimiento de la población, los distintos modelos de familia (bien) y de los modos de convivencia, la bolsas de pobreza, las situaciones de dependencia, la inmigración, las desigualdades personales o los conflictos y dificultades laborales, desarrollando el Estatuto de Autonomía de Andalucía en su novedosa regulación de impulso y garantía de los derechos sociales". Me alegro, hombre, de que por fin cojan este toro por los cuernos, que treinta años han tenido para torearlo, pero nunca es tarde si la dicha es buena...

• "Pondremos en marcha el programa de Salario de Oportunidad Social de modo que el salario social, existente actualmente, se convierta en una renta condicionada a un proceso de formación e inserción laboral, es decir, una ayuda para la adquisición de competencias que posibilite una efectiva oportunidad laboral. El programa se implementará a través de un contrato durante un año y su percepción estará vinculada y condicionada al aprovechamiento formativo. Concluido este primer año, y mientras que se percibe la prestación correspondiente por desempleo, dispondrían de un itinerario de inserción y seguimiento individualizado".

Debo decir que no estoy de acuerdo con esta propuesta porque confunde el concepto de renta básica de ciudadanía con el de subsidio de empleo, pero vaya, todo lo que sea mejorar el "salario social", aunque vaya en esta dirección, habrá que celebrarlo. 

• "Nos comprometemos a seguir impulsando políticas integrales de intervención en zonas con necesidades especiales de transformación social. En este sentido apostamos por un sistema de atención integral de las situaciones de exclusión, dando prioridad al empleo pero considerando la dimensión de salud, de la educación, de la formación profesional, de la vivienda, de los servicios sociales o de la participación social.

Promoveremos la coordinación de todos los esfuerzos de las administraciones central, autonómica y municipal para impulsar políticas decididas de eliminación del chabolismo y la infravivienda en Andalucía, con el apoyo y la colaboración de los colectivos ciudadanos y movimientos vecinales".

Aquí no puedo dejar de reconocer la importante política del PSOE con las zonas de transformación social, esto es de justicia subrayarlo, aunque también hay que denunciar la lentitud brutal con la que se está llevando a cabo el programa de infravivienda. Espero que este tema se agilice y además se gestione con la seriedad que requiere.

Las políticas sobre discapacidad se abordan en la página 152, en mi opinión, demasiado centradas sobre las personas con discapacidad física. Esta medida, en cambio, me parece muy interesante:
  
"Vamos a impulsar la aprobación en la Comunidad Autónoma de una Ley de Derechos, No discriminación e Inclusión como norma general de referencia, que complemente y amplíe a la Ley de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad y que sirva como instrumento de adaptación de la normativa autonómica, transversalmente, a los principios, valores y mandatos de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad aprobada por las Naciones Unidas en 2006 y ratificada por España".

Y por último, hablan sobre inmigración en la página 154, en el apartado "Integrar la diversidad". Aquí se mojan y las medidas que plantean son muy progresistas. Comparar el apartado de inmigración de PP y PSOE es recomendable porque no tiene absolutamente NADA que ver; mientras los primeros tratan de restringir, los segundos buscan integrar.


Resumiendo, me ha dejado un pelín perpleja el programa del PSOE. Echo en falta un apartado dedicado a los servicios sociales comunitarios (es que no dicen ni mú, excepto lo de la ley) y creo que las medidas en materia de dependencia son francamente decepcionantes; no aterrizan a la hora de garantizar derechos subjetivos de ciudadanía y la renta básica se queda muy corta; tampoco he encontrado medidas de apoyo a las familias en situación de quiebra económica (a lo mejor está en otro sitio y yo no he conseguido verlo). Por otra parte siguen apostando por la inclusión de los colectivos en situación de exclusión. En fin, veremos qué pasa después del 25. Si gobiernan, ya les recordaremos lo que han escrito.


En unos días, el programa de Izquierda Unida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario