martes, 17 de abril de 2012

Servicios sociales, escopetas y recortes

Hola de nuevo:

            Una nueva oleada de indignación me ha  recorrido el cuerpo cuando me he  enterado del enésimo tijeretazo del gobierno peperiano, esta vez en lo referente al presupuesto destinado al Plan Concertado, que es el instrumento de financiación del que los servicios sociales disponemos, que ni ley marco tenemos.

            Este nuevo recorte supone un golpe mortal a la universalidad de nuestro sistema, que debería ser capaz de atender a toda la población española que lo necesite, cosa que ahora no está sucediendo; esto, como sabemos, genera el descrédito de las clases medias y altas, que también tienen derecho a ser atendidas.

             Pongo un ejemplo: ¿Quién está investigando en estos momentos a la familia de Felipe Juan Froilán de todos los Santos Marichalar Borbón? ¿Es aceptable que un niño de 13 años se pegue un tiro en el pie?¿Ese menor no necesita protección?¿Es que no hay indicadores de riesgo en esa familia? A puñados:

-         Padres separados.
-         Madre con inteligencia límite. Desconocía como se había pegado el niño el escopetazo.
-         Padre discapacitado y posible toxicomanillo. Empleo del padre desconocido. Negligente en cuanto a los cuidados a su hijo (ha cambiado la versión del accidente en varias ocasiones). Estilo de vida nómada, cambiando continuamente de residencia (cual perroflauta).
-         Tío Iñaki (presunto) delincuente.
-         Tía Cristina (presunta) cómplice.
-         Tío Álvaro de Marichalar, con síndrome de Peter Pan.
-         Abuelo Juan Carlos ¿por dónde empiezo? Por cierto, ni a ver al nieto fue…
-         Tía Leticia, con una miaja de anorexia nerviosa.
-         Antecedentes de presencia de armas en la familia.
-         Familia con gran número de miembros sin empleo conocido.
-         Administración económica caótica.

            Los únicos elementos de protección del menor son su abuela Sofía y el tito Felipe, que son los que tratan de poner orden en ese caos, aunque ambos se muestran incapaces de controlar las conductas disfuncionales del resto de miembros de la unidad familiar, tanto nuclear como extensa.

            Con este panorama familiar me ha dado por pensar que el angelico a lo mejor se ha pegado el tiro para llamar la atención…Y mientras el niño con la escopetilla en Soria haciendo el cafre, el abuelo cazando elefantes…

            Digo yo ¿no es más campechana y más tradicional la caza de la perdiz española?

            Hasta la semana que viene. Salud y república.
           

2 comentarios:

  1. Bravo Belén sólo te faltó adjuntar un genograma para aquellos que puedan perderse en tu diagnóstico, jajajajajaja

    ResponderEliminar
  2. ¿Te imaginas que pusieran este como Caso Práctico en algún examen de oposición?

    ResponderEliminar