Ir al contenido principal

Me encanta que los viernes salgan bien

Hola de nuevo:

            Esta semana estoy contentilla, hombre. Empezó fatal, pero hoy viernes, un chaval gitano de mi zona, absentista en su día, ha firmado los papeles para estudiar cocina en Almería. La limpieza de choque de la que os hablaba la semana pasada va viento en popa gracias a mis tres heroínas y los camiones del ayuntamiento están retirando la basura que es un contento, aunque me da que algún operario se está acordando de mi madre y de mi casta al completo. La familia está colaborando ¿qué más puedo pedir? Solo el Consejo de Ministros me puede joder el viernes pero creo que con lo de Bankia ya están entretenidos y yo, además, no pienso entrar al trapo, que luego me sube la tensión.

            Tropelías peperianas aparte, esta semana quería hablaros de una iniciativa en la que estoy muy interesada y que seguro conoceréis. Se trata de la Iniciativa Popular Legislativa que ha puesto en marcha la Plataforma de Afectados por las Hipotecas y que tiene por objeto “que, ante una ejecución hipotecaria, las personas puedan liquidar su deuda con la entrega de la vivienda y volver a empezar de nuevo. La solución que se propone en la presente Iniciativa Legislativa Popular es hacer de la dación en pago retroactiva la fórmula preferente para la resolución de este conflicto: en el caso de que el bien ejecutado sea la vivienda habitual, su adjudicación por parte de la entidad financiera supondrá el pago de la deuda, extinguiéndose totalmente la misma junto con los intereses y costas. La extinción de la deuda comportará por efecto de la ley la extinción de cualquier tipo de fianza o aval”. El texto entrecomillado lo he sacado literal de la página web, que es esta: http://www.quenotehipotequenlavida.org/.

            Para ello se está realizando una recogida de firmas que se trasladarán al Congreso y así presionar para que se modifique la Ley Hipotecaria. Lo que propone exactamente la iniciativa es (vuelvo a cortar y pegar):

            1.  Dación en pago con efectos retroactivos: Se llama dación en pago al hecho de entregar la vivienda a la entidad financiera con la que se tiene la hipoteca a cambio de quedar libre de toda deuda.
            2.  Paralización de los desahucios: Siempre que se trate de la vivienda habitual y el impago del préstamo hipotecario sea debido a motivos ajenos a la propia voluntad.
            3.  Alquiler Social: El ejecutado tendrá derecho a seguir residiendo en la vivienda pagando un alquiler no superior al 30% de sus ingresos mensuales por un período de 5 años.

            Al igual que muchos de los que estáis leyendo esto, me ha tocado asistir como trabajadora social entre impotente e indignada al vergonzoso espectáculo de los desahucios, que es simple y llanamente el nombre técnico para poner a las familias en la calle. Familias, la mayoría, que han pagado su hipoteca religiosamente durante muchos años, años en los que el banco no se acordó de ellos ni para regalarles un juego de ollas, coñe; bueno, si se acordó de ellos, para ofrecerles préstamos y prestamillos sin tener en cuenta ni siquiera si los podrían pagar. Pues bien, esas familias que han pagado su casa durante 10, 15 años, se ven ahora acosadas (y lo digo literalmente) por directores de banco imberbes pero implacables, que no digo yo que no haya ningún director de banco “güeno”. Los buenos por desgracia están, en su mayoría, jubilados o reemplazados por otros con más tragaderas y menos escrúpulos.

            Y porque es una injusticia con mayúsculas lo que está sucediendo con respecto a los desahucios y demás, me alegra mucho que se estén promoviendo iniciativas para parar esta sangría. La de la Asociación de Directoras y Gerentes me parece sencillamente genial, por su atrevimiento y su calado, si no la conocéis, no dejéis de leerla y por supuesto apoyarla, este es el enlace a la página.

            La iniciativa de la PAH, sin ser tan ambiciosa, es un magnífico comienzo. Por mi parte, he solicitado ser fedataria (persona autorizada a recoger firmas) en esta iniciativa, he solicitado también a mi colegio profesional que se implique (creo que están por la labor) y a mis compañeros del trabajo también les he metido caña para que colaboren recogiendo firmas en el centro.

            Así pues, ya véis, estoy entregaíca a la causa hipotecaria y además ocupada, así no tengo malas ideas como poner verde al PP o reírme de la familia real, que ya me ha advertido mi sabia madre: “cuidao con lo que pones en el interné que te vas a buscar la ruina”, amén de preguntarme: “¿eso que escribes lo leen tus jefes…?”.

            Estoy contenta, si señor, por haberme activado, sentirme útil, porque la semana termina mejor de lo que empezó y porque es viernes, soleado viernes…

            ¡Towandaaaaaaa!

            Hasta la semana que viene.

Comentarios

Entradas más leídas

Ayuda a domicilio y trabajo social (primera parte)

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) es uno de los programas más antiguos en los servicios sociales de este país. Existe un amplio consenso profesional y ciudadano sobre su eficacia y su relevancia como yacimiento de empleo, sobre todo en las zonas rurales. La ley de dependencia lo ha incorporado en su catálogo, siendo éste uno de los recursos más prescritos.

La importancia de este servicio obliga a una revisión periódica para su actualización y mejora. Como profesional responsable en mi UTS del SAD me gusta hacer esta revisión, eso sí, para mis adentros ya que nadie me ha pedido que lo evalúe. Hoy la traslado al blog porque guarda relación con mi manera de entender el trabajo social. Vayamos por partes.

Casi todas las administraciones prestan el SAD a través de la modalidad de gestión indirecta, es decir, con empresas normalmente multinacionales que se ocupan de la gestión del servicio mientras la titularidad sigue siendo pública. 
En la práctica esto se traduce en que las trabajad…

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales

A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son: Intervenciones cajero. Intervenciones Federer. Intervenciones alguien ha matado a alguien. Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y …

Diez revistas científicas sobre trabajo social

Hoy traigo al blog una lista de diez revistas científicas sobre trabajo social (y servicios sociales), con tres elementos en común: están escritas en español, puedes consultarlas on-line y lo mejor de todo: son gratuitas. No estan todas las que son, pero son todas las que estan. ¡La próxima vez que te oiga decir que no estás al día en trabajo social porque no tienes dinero para comprar libros, te arreo una colleja que te avío!

Asimismo, si conoces alguna otra que merezca estar en tan insigne listado, no te lo guardes, ahí, a lo somormujo, ¡eh! Que rule el conocimiento, amigos...

Antes de pasar a colocar la lista esta tan apañada que me he fabricado, te recomiendo ojear e incluso leer el interesante documento que ha elaborado la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que lleva por título Contenidos de la competencia municipal en servicios sociales, en el nuevo marco legal. Si eres de naturaleza perezosa, también puedes informarte en el blog de Joaquín Santos, más con…