Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

2013, te estaremos vigilando...

Hola de nuevo:

Le he dado bastantes vueltas a la entrada ésta de final de año. No sabía cómo enfocarla así que he barajado las siguientes opciones:
Rollo buenos deseos. No. Como siempre, empiezo bien pero acabo como la Niña del Exorcista.Cómo pasaba la nochevieja en la infancia. No. Mi vida no es tan interesante como yo creo.Mis tradicionales problemas con las doce uvas. No. Escatológico.Las diez mejores noticias del 2012. No. Sólo he encontrado seis, incluyendo la firma de Ana Botella contra el cierre del Hospital La Princesa. Manda h... Afortunadamente, desde Marea Naranja Almería han elaborado un estupendo vídeo para felicitar el nuevo año (¡te lo has currado, compañera!), así que no se me ocurre mejor manera de despedir este 2012 que compartiéndolo contigo.

Desde la soleada esquina de la península, un fuerte abrazo. Nos leemos el año que viene.

Marea Naranja Almería felicita el nuevo año.

Esperanza

Hola de nuevo:

Suelo escribir en este blog los viernes porque me permite observar la semana con cierta perspectiva, pero el viernes pasado se iba a acabar el mundo así que pensé: "¿me pongo a escribir y con el texto a medias que llegue el meteorito en forma de Teotihuacán y nos reduzca al tamaño del nanoátomo?" Paso.

Po zí Amparo, el viernes acabó y el meteorito no llegó, que digo yo que podían los mayas haber enviado al hijo de Teotihuacán a Madrid, y más concretamente a La Moncloa. España se lo hubiese agradecido eternamente y los españoles, más.

El sábado me desperté de un salto a las 7 de la mañana, hay que ser masoquista, y sin siquiera quitarme la legaña me senté frente a la TV para ver el Sorteo de Navidad, al que soy adicta y mi pareja también. Las dos, ahí, entregadas, dándolo todo, con los décimos en la mesa, los mantecados, una rama de romero y toda nuestra energía chi enviándosela a los Niños de San Ildefonso ¡vamos Faisal, vamos Sheila, sacad el 54, el 54! El 58.…

Manuel

Manuel llamó el otro día al centro para despedirse. Eran las dos y media cuando sonó el teléfono en la centralita y, casualmente, lo cogí yo. Manuel comenzó a hablar en cuanto reconoció mi voz. Sus palabras sonaban muy deprisa, alternando rabia y llanto. Me dijo que no podía más, que su ayuda económica no llegaba, que no tenía más fuerzas y colgó.

Me quedé muda. Las manos se me helaron. No sabía qué hacer, pero, al fin, reaccioné. Llamé a mi compañero psicólogo, que estaba fuera, al móvil y le rogué que se fuese volando a casa de Manuel, que había llamado al centro con despedida incluida y que estaba peligrosamente raro. Me dijo que salía inmediatamente a buscarlo. Me quedé sentada en el despacho como una imbécil. Estaba grogui. Necesitaba llorar pero el llanto me parecía obsceno porque era algo así como aventurar, así que opté por ir al despacho de la auxiliar, contarle lo sucedido y esperar la llamada del psicólogo, al que le pedí que me dijese lo que pasaba en cuanto lo supiera. El…

La doctrina del shock

Hola de nuevo:
Esta semana quiero hablarte de un libro que me ha tenido absolutamente enganchada: "La doctrina del Shock", escrito en 2007 por la periodista canadiense Naomi Klein.
Naomi Klein adquirió mucha fama a raíz de un libro anterior sobre el poder de las marcas: "No logo". En ambas publicaciones, la autora describe realidades muy polémicas que le ha proporcionado varios premios, mucho prestigio y el "cariño" del Tea Party, entre otros...
¿De qué va el libro? "El libro sostiene que las políticas económicas del Premio Nobel Milton Friedman y de la Escuela de Economía de Chicago han alcanzado importancia en países con modelos de libre mercado no porque fuesen populares, sino a través de impactos en la psicología social a partir de desastres o contingencias, provocando que, ante la conmoción y confusión, se puedan hacer reformas impopulares. Se supone que algunas de estas perturbaciones, como la Guerra de las Malvinas, el 11 de septiembre, el Ts…