viernes, 7 de diciembre de 2012

La doctrina del shock

Hola de nuevo:

Esta semana quiero hablarte de un libro que me ha tenido absolutamente enganchada: "La doctrina del Shock", escrito en 2007 por la periodista canadiense Naomi Klein.

Naomi Klein adquirió mucha fama a raíz de un libro anterior sobre el poder de las marcas: "No logo". En ambas publicaciones, la autora describe realidades muy polémicas que le ha proporcionado varios premios, mucho prestigio y el "cariño" del Tea Party, entre otros...

¿De qué va el libro? "El libro sostiene que las políticas económicas del Premio Nobel Milton Friedman y de la Escuela de Economía de Chicago han alcanzado importancia en países con modelos de libre mercado no porque fuesen populares, sino a través de impactos en la psicología social a partir de desastres o contingencias, provocando que, ante la conmoción y confusión, se puedan hacer reformas impopulares. Se supone que algunas de estas perturbaciones, como la Guerra de las Malvinas, el 11 de septiembre, el Tsunami de 2004 en Indonesia, o la crisis del huracán Katrina pudieron haber sido aprovechadas con la intención de forzar la aprobación de una serie de reformas" (wikipedia, es que estoy vaga).

El libro se organiza a través de siete partes, con un total de 21 capítulos. A lo largo de los mismos se describe cómo los economistas tratan de hacer tabla rasa en diferentes países para crear economías de libre mercado, para conseguirlo es necesaria una violenta destrucción del orden económico anterior. Esta destrucción violenta sigue los mismos parámetros de la terapia de choque, una técnica psiquiátrica consistente en aplicar electroshocks a personas supuestamente enfermas mentales.

La autora llega a estas conclusiones tras una rigurosa investigación; a lo largo del libro ofrece numerosos datos a través de entrevistas con distintos personajes, tanto anónimos como públicos. Es destacable el tono con el que está escrito, es la autora capaz de narrar situaciones tan obscenas como las torturas en Guantánamo sin parecer sensacionalista o macabra.

En fin, me parece un libro de obligada lectura y una buena opción para regalar estas navidades a personas inquietas, perrofláuticas y subversivas como ésta que te escribe. Eso sí, el libro es un tochazo, tómatelo con calma.

La próxima semana asistiré a un curso sobre "Coaching Sistémico Social" ¿cómo te has quedado? Sí, en Almería somos así de modernos, no lo podemos evitar. Si la cosa merece la pena, ya te cuento.

Por lo demás, la semana ha sido muy muy dura pero no quiero cansarte con historias, no quiero que me abandones.

Fdo. Rexona.

Hasta la semana que viene.

6 comentarios:

  1. La técnica del electroshock en salud mental es similar a la técnica de arrancar dientes con tenazas de los primeros dentistas. Mi dentista tiene cuadros con estampas antiguas de ese estilo. Inquietante, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más, ambas técnicas según parece, son complementarias...Inquietante, sí...

      Eliminar
  2. En España están haciendo tabla rasa??? Qué horror... bueno, Rexona, tú tampoco nos abandones!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tristemente Eladio, creo que sí, lo que ocurre es que sus técnicas de shock no son tan violentas como las que se utilizaron en el cono sur, pero si lees el libro verás que estos lo aplican a la perfección...

      Eliminar
    2. Cuando termine mi Trabajo de Fin de Grado (que me tiene totalmente absorbido) leeré el libro, gracias!!!!

      Eliminar
  3. Pues es que " Solo una crisis real o percibida como tal, produce un autentico cambio" La doctrina del Shock es impresionante cruel, pero sucede.

    ResponderEliminar