viernes, 22 de febrero de 2013

Una mujer cualquiera (por Martirio Castilla Íñiguez)

Te presento a mi cuarta y última invitada, ella es Martirio Castilla Íñiguez. Marti es Presidenta de la Cooperativa de Ayuda a Domicilio "Palacio de Arboleas" (si quieres visitar la web, pincha aquí), una cooperativa pionera en la provincia de Almería. Esta cooperativa es un ejemplo de Economía Social: presta el servicio con calidad (y mucha calidez) y es uno de sus principales objetivos la inserción de mujeres en riesgo social. Me consta que lo han cumplido sobradamente.

Marti es muchas cosas: una mujer luchadora y valiente que ha sido capaz de salir adelante en las condiciones más adversas, empresaria, trabajadora social recién graduada, amiga de sus amigos, mamá, esposa ¡y abuela de su pequeño Leo! Marti es muchas cosas, menos una: una mujer cualquiera.


Creo que debo presentarme, me llamó Martirio Castilla Iñiguez (Marti para los amigos/as), no soy tan conocida como mis antecesoras y no poseo la experiencia profesional como Trabajadora Social, pues terminé la carrera el año pasado. Esto no significa que no tenga experiencia en Servicios Sociales, llevo trabajando 25 años. 

Permitidme que mencioné a todos/as los profesionales que han marcado mi profesión, siendo mis referentes: empecé como Auxiliar de Ayuda a Domicilio en el Ayuntamiento de Almería. No tenía conocimiento de la existencia de esta profesión, me formé y comencé a trabajar, todo animada por un profesional y hoy amigo (Rafa Pizarro), que me decía “ya verás esto tiene futuro”. Sabio él.

Después de tres años, empecé a trabajar en el Ayuntamiento de Huércal de Almería, en modelo subvención al usuario, por lo que, como todos sabéis no estábamos dadas de alta las auxiliares. Y vuelvo a conocer a otra profesional (Ana Cristina Fernández), que me animó a formar una empresa, Mi Ana, ella en su línea de creatividad  y pasión que le pone a las cosas. Primero dije que no, pero ella puso empeño (los que la conocéis lo sabéis), así que manos a la obra y a formarse. Así nació “Palacio Arboleas S.C.A. de Interés Social”. Son ya 16 años, de lucha por mantenernos a flote, de aprender y todo gracias a muchos/as Trabajadores/as  Sociales que me han ayudado, que han creído en mí y me han hecho “Amar” esta profesión: Toñi, a la que no ha podido describir Belén mejor, hoy sigo trabajando con ella y con ella me une una gran amistad y me reído mucho (pecho paloma). Belén, en la baja maternal de Ana, con aquellas anotaciones cuando realizábamos visitas a los usuarios (única). Ángel con el que tenido la suerte de hacer las prácticas de la carrera y que me lo puso muy fácil (ya sé, te debo un jamón). Y todas las profesionales: Angustias, Mati, Rosa, María, Encarni, perdonadme si me olvido de alguien. Sí quiero mencionar que aunque no es de Servicios Sociales Comunitarios guardo un buen recuerdo de ella: Consuelo T.S. de Salud.
 

En estos 16 años hemos tenidos momentos buenos y momentos muy difíciles, pero han valido la pena cada uno de ellos. Hemos recibido premios: a “Mejor Cooperativa de Iniciativa Social”, “Premio Meridiana”, y algunos más. He escrito en varias revistas, una de ellas en una universidad de Inglaterra (¡yo, que estudie francés!) y he dado bastante charlas sobre mi experiencia laboral. La verdad, no sé de mi merito, pero me alegro de todo aquello que he hecho y sobre todo de llegar en algunos momentos a tener 120 compañeras (auxiliares de ayuda a domicilio) en seis municipios, podéis pensar que es para sentirse orgullosa, pues no es lo que sentí, era solo trabajo y lo importante era como se sentía ellas, que estuviesen formadas y además con la profesionalidad que nuestros usuarios se merecían.


Hoy todo esto va cambiando, y los SS.SS no os tengo que decir en qué momento se encuentran y si a eso le unimos las valoraciones que hacemos a las multinacionales con promesas que naturalmente no van a cumplir, la decadencia de las empresas municipales está a la orden del día.


Hoy soy la Vicesecretaria del Sector Sociosanitario de Faecta (Federación Andaluza de Cooperativas de Trabajo Asociado), Coordinadora de Amecop (Mujeres Empresarias de Economía Social) y Vicepresidenta de Faecta Almería. Que mis compañeros/as piensen en mí para que los represente es de agradecer, pues aparte de poder trasladar sus propuestas e inquietudes, a mí personalmente me ha servido para adquirir más conocimientos y asistir a encuentros con las administraciones (hoy por desgracia para oír la palabra tan de moda: "recortes, recortes y más recortes”) 


Me reitero “GRACIAS”, a todos/as, por vuestro apoyo y vuestra confianza. Quiero recordar unas palabras que Toñi me dijo: ”has pasado de ser un informe social, a hacer informes sociales”, sí, yo fui una mujer maltratada y no creí ser merecedora de ello, podéis imaginar mi repulsa a tal acto. Hoy soy Trabajadora Social y amo está profesión porque muchos de vosotros habéis compartido conmigo todos vuestros sueños, deseos e inquietudes; tuve la suerte de que el año pasado algunos trabajadores sociales y amigos compartierais el momento de mi graduación, junto a mi familia. Espero estar algún día a la altura que merece está profesión. Gracias, Belén por permitir compartir con vosotros esta experiencia. 
  

Dedicado a las mujeres, como Marti, que
brillan con luz propia (Belén Navarro)

10 comentarios:

  1. Eres un ejemplo de cómo crecerse ante las vicisitudes. Ya conocía tu historia y, de nuevo, no he podido evitar emocionarme, por la profesional y mujer que eres. Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Martirio eres una luchadora tanto profesional como personalmente. Pienso que todo lo que has vivido te ha empujado a ser hoy aquella persona que eres, ¡una gran MUJER! te deseo todo lo mejor. Un beso de una compañera que te aprecia.
    Bea

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena Marti, por todo lo que has conseguido en tu vida profesional como en la personal. Sólo te puedo decir "TE LO MERECES". Palacio Arboleas es un ejemplo de Economia Social, donde se trabaja con calidad y humanidad, donde los clientes no son un número de un expediente; Todo@s sabemos que en otras empresas no es así. Felicidades y sigue luchando, con las mismas fuerzas.
    Rosy García.

    ResponderEliminar
  4. Que emocionante y bonito lo que he leido... nadie lo hubiera descrito mejor, luchadora, y siempre pensando en los demas!! Ramona :-)

    ResponderEliminar
  5. Conocí a Marti hace ya unos cuantos años, exactamente 16, los mismos que tiene la cooperativa. Entonces yo era la corresponsal de La Voz de Almería en el Bajo Andarax y escribí un artículo en este periódico sobre la inquietud de un grupo de mujeres de montar una cooperativa para ofrecer el servicio a domicilio. Recuerdo perfectamente vuestra ilusión ante este reto y las ganas (también el miedo, lógico) de empezar una experiencia desconocida. Me alegro de que el tiempo haya consolidado esta experiencia y que hayáis conseguido hacer de la cooperativa un ejemplo de economía social.

    Felicidades, un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Bueno, ni que decir tiene que el 20 de Mayo del 2000 te dije que te firmaba un contrato como "fija"; durante todo este tiempo y actualmente, ese contrato se ha fortalecido hasta tal punto que todos los días que llevo vividos junto a tí, SON 20 DE MAYO DEL 2000. Elogiarte como profesional y como persona sobra, lo que es digno de tí, lo superas con creces cada minuto que pasa, pero no solo eso, sino que tu bondad, asertividad, cariño, entereza, profesionalidad, SABER ESTAR y en definitiva...MARTI,ha sido para, por y hacia otras personas una lucha constante que muy pocas veces se ha visto recompensada, cosa que por tu parte nunca ha sido recriminada, sino todo lo contrario, has querido ayudar más aún a sabiendas que TE HUNDÍAN. Por como eres y por todo lo que vales, quiero seguir viviendo contigo todos los días de mi vida y seguir pensando que siempre es 20 DE MAYO DEL 2000. ERO.

    ResponderEliminar
  7. Cómo no nos va a apasionar estre trabajo?? Es la maravillosa oportunidad de conocer historias como la tuya y personas que nos hacen cambiar la percepción del mundo. Gracias!!

    ResponderEliminar
  8. blanchefleur du bois24 de febrero de 2013, 13:28

    Ánimo Martirio, piensa que para una luchadora como tú, este periodo es otro momento de reafirmación y aprendizaje y que si ellos destruyen y son como termitas.....tú y muchas de las personas que mencionas seguis cultivando y haciendo creer que otro futuro es posible

    ResponderEliminar
  9. Felicitations, cousine. Tu es la meilleure. Persévère. Tous mes encouragements.

    ResponderEliminar
  10. Por tu coraje... por tus sueños... por tus logros... por tus muchas lágrimas derramadas...por la cantidad de ocasiones en las que has tenido que "volver a levantarte"... por "tu madera"... y por ser un ejemplo para todas/os, me vas a permitir que te FELICITE.
    Además,quiero agradecerte públicamente el HONOR que representó para mí la colocación de tu merecida insignia de Diplomada en Trabajo Social y por tenerme en tu agenda de amigos.
    Es curioso pero me viene a la memoria una vieja y entrañable canción de Miguel Ríos titulada "TODO A PULMÓN"... (¿ça te dis quelque chose?).
    Te deseo lo mejor y "ya verás como esto sigue teniendo futuro"; pero amiga mía, nunca olvides que el futuro siempre estuvo y seguirá estando en tus manos.
    Rafa Pizarro

    ResponderEliminar