Ir al contenido principal

Diez razones para ir a Marbella en noviembre


Hola de nuevo:

Si eres del gremio, a estas alturas te habrás enterado de la celebración de nuestro XII Congreso Nacional el próximo mes de noviembre en Marbella (Málaga).

Los blogueros de Trabajo Social hemos acordado dar, a través de nuestros espacios, la difusión que merece tan magno acontecimiento. Mis compañeros-eras han hablado de la necesidad de elaborar un relato alternativo que oriente una nueva forma de actuar en estos tiempos de malestar. También han señalado la necesidad de crear redes con la ciudadanía para detener el tsunami neoliberal que arrasa las políticas que tanto costó conquistar. Pedro Celiméndiz afirma esperanzado: “Nuestra profesión lleva más de un siglo dando respuesta a diferentes situaciones de malestar”

En palabras de Joaquín Santos: Sin duda una de las tareas de trabajo del Congreso es ayudarnos a pasar de esa sensación física de malestar a la fase de la propuesta, ayudarnos a pensar cómo podemos contribuir a que las personas concretas superen sus particulares malestares, contribuir a indagar las formas en las que, como profesionales, podemos hacer propuestas de cambio social que contribuyan a superar las causas sociales de esos malestares”.

Suscribo estas sabias palabras y tengo la certeza de que habrá más compañeras-eros que te ofrezcan mejores argumentos científico-técnicos, así que voy a obviar el aspecto intelectual de la cuestión y voy a tratar de responder a la pregunta realmente trascendental, esa que no te deja vivir y no te atreves a formular:

¿Me lo pasaré bien en el Congreso? ¿Merece la pena el viaje, y lo más importante, gastarme la pasta que no tengo?

La respuesta es rotundamente SÍ. Te lo dice una con experiencia en ambas cosas: aprovechar los congresos para aprender y pasarlo bien. ¿Por qué? Aquí tienes mis diez motivos para no perdértelo:

  1. Las ponencias y comunicaciones, lejos de ser un coñazo, son muy novedosas, amenas e interesantes.
  2. El material es tan útil que a mí me sirvió para preparar mis oposiciones (mis temas quedaron de lo más moderno y actual).
  3. Te escapas tres días del trabajo, la rutina y las obligaciones familiares; el oxígeno siempre viene bien.
  4. Aprovechas para estar con compañeras y compañeros que hace mil que no ves.
  5. Puedes ponerle cara a los amigos del facebook; sí, a esos a los que le has contado tus intimidades pero no has cruzado jamás una palabra con ellos.
  6. Si no conoces Marbella, es una oportunidad magnífica para visitar la zona y hacerte una foto en las lujosas tiendas y yates atracados en Puerto Banús. Fotografíarte en el escaparate de Cartier y comprarte un reloj, pero de los falsos en el mercadillo, no tiene precio.
  7. Por las noches suele haber espacios de ocio, y si no hay actividades organizadas, siempre hay gente dispuesta a tomarse unos vinos y echar unas risas.
  8. Si presentas alguna comunicación, perderás el miedo escénico y además engordarás tu curriculum.
  9. Podrás comprobar, para tu alivio, que no eres la única persona que está más quemada que los palos de un churrero.
  10. Y lo más importante: podrás conocerme. Suelo acudir a estos eventos sin escolta.
Hasta la semana que viene

Comentarios

  1. Hola Belén:
    Desde que conocí el evento pensé en ir sin pensármelo dos veces, y ahora con más razón, no sé si se ha publicado ya la forma de inscripción al Congreso, y temas a tratar, desde aquí ruego difundáis cuando sepáis cuándo y cómo.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Inma, os tendremos al tanto...

      Eliminar
  2. Belén: Yo añadiría a tu decálogo otro punto: 11) Mejora de la autoestima profesional, ya que somos un colectivo muy autocrítico con nosotros mismos y eso está bien para mejorar, pero un un exceso de "machaque" nos ancla en la tristeza y el pesimismo. Por tus razones y la mía, yo también asistiré al Congreso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquín hace referencia a eso que comentas. Tienes toda la razón...

      Eliminar
  3. Este año esta es mi segunda cita ineludible en la agenda. En junio la Maratón de Cuentos de Guadalajara y en noviembre el Congreso de Trabajo Social. Y que se ponga como se ponga quien quiera, que yo allí estaré aunque tenga que ir caminando ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y conocer de paso a la Alcaldesa personalmente, asi sabes quien fue la responsable del despido de nuestro compañero Jose Manuel Ramirez. No habria en todo el litoral Andaluz otro municipio con playa, puerto, escaparates.. y que seguramente respete a nivel laboral a sus trabajadores ( se me ponen los pelos como escarpias y lo siento por los compañeros de Malaga, seguro que desconoce el pasado casi presente) al final nos vemos inmersos entre el tejido de una araña.....
      Reme Liria

      Eliminar
  4. Voy a poner una hucha junto a las de Bob Esponja que tengo en casa! Menos mal que avisáis con tiempo!! Se agradece!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más leídas

Ayuda a domicilio y trabajo social (primera parte)

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) es uno de los programas más antiguos en los servicios sociales de este país. Existe un amplio consenso profesional y ciudadano sobre su eficacia y su relevancia como yacimiento de empleo, sobre todo en las zonas rurales. La ley de dependencia lo ha incorporado en su catálogo, siendo éste uno de los recursos más prescritos.

La importancia de este servicio obliga a una revisión periódica para su actualización y mejora. Como profesional responsable en mi UTS del SAD me gusta hacer esta revisión, eso sí, para mis adentros ya que nadie me ha pedido que lo evalúe. Hoy la traslado al blog porque guarda relación con mi manera de entender el trabajo social. Vayamos por partes.

Casi todas las administraciones prestan el SAD a través de la modalidad de gestión indirecta, es decir, con empresas normalmente multinacionales que se ocupan de la gestión del servicio mientras la titularidad sigue siendo pública. 
En la práctica esto se traduce en que las trabajad…

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales

A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son: Intervenciones cajero. Intervenciones Federer. Intervenciones alguien ha matado a alguien. Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y …

Diez revistas científicas sobre trabajo social

Hoy traigo al blog una lista de diez revistas científicas sobre trabajo social (y servicios sociales), con tres elementos en común: están escritas en español, puedes consultarlas on-line y lo mejor de todo: son gratuitas. No estan todas las que son, pero son todas las que estan. ¡La próxima vez que te oiga decir que no estás al día en trabajo social porque no tienes dinero para comprar libros, te arreo una colleja que te avío!

Asimismo, si conoces alguna otra que merezca estar en tan insigne listado, no te lo guardes, ahí, a lo somormujo, ¡eh! Que rule el conocimiento, amigos...

Antes de pasar a colocar la lista esta tan apañada que me he fabricado, te recomiendo ojear e incluso leer el interesante documento que ha elaborado la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que lleva por título Contenidos de la competencia municipal en servicios sociales, en el nuevo marco legal. Si eres de naturaleza perezosa, también puedes informarte en el blog de Joaquín Santos, más con…