martes, 7 de mayo de 2013

Los otros

Hace tiempo que vengo interesándome por el asunto de la terminología en Trabajo Social.

En otra entrada, que puedes leer aquí, reflexionaba sobre la importancia del lenguaje y lo poco que, en mi opinión, nos paramos a pensar sobre qué términos utilizamos para designar las conductas o las dinámicas de las personas que atendemos. Tal es así que a veces la taxonomía se vuelve etiqueta y las conductas se convierten en atributos personales que constituyen una pesada ancla tanto para la persona que los “padece” como para los propios trabajadores sociales: “esta familia es marginal”, “este es un alcohólico”. Nada más y nada menos. Qué demoledor ¿no?

Decía yo en la citada entrada que no quiero renegar de la taxonomía, que es importante. Este interés me ha llevado a plantearme realizar el trabajo de fin de grado del curso pasarela (en la UNIR) sobre esta temática. Pretendo realizar una aproximación a la figura del cliente y lo primero que se me ocurre indagar es ¿cómo deberíamos designar a las personas que atendemos? ¿Usuarios? ¿Clientes? ¿Sujetos? ¿Familias atendidas?

El término usuario, según la RAE, se refiere a la persona que utiliza un servicio (p.ej. una piscina); no me parece nada adecuado porque excluye un elemento central en el Trabajo Social: la relación.

El término cliente designa un intercambio comercial. Aunque me parece más “digno” que el término usuario, tampoco creo que se adecue al marco institucional en que nos situamos. Más bien deberíamos hablar de ciudadanos: personas con derechos por ser tales ¿no te parece?

Rizando el rizo, se me ocurre que quizás la cuestión no estriba en buscar un término que designe a las personas que son sujetos de atención por parte de los trabajadores sociales sino quienes son atendidos por el sistema de servicios sociales. En el sistema de salud somos pacientes, en el sistema penitenciario, internos…Por otra parte, una trabajadora social de salud designando a alguien como “paciente” suena extraño ¿verdad?
¿Y tú, que opinas?


¿Cómo denominarías a las personas que atendemos?

Usuarios

Clientes

Ciudadanos

Sujetos

Otra denominación


Agradeceré tus comentarios. Hasta el viernes.

8 comentarios:

  1. Cuando yo estudié la carrera en los 80, eramos Asistentes Sociales que atendíamos clientes... Según la RAE, el cliente es la persona que utiliza con asiduidad los servicios de un profesional o empresa. A mí personalmente me gusta más cliente que usuario. Además si tiene que ver con la "asiduidad" con la que nos visitan, hoy por hoy, debemos recuperar el término.

    ResponderEliminar
  2. Sin formalismos para mi somos todos y todas personas.... Yo trabajo con mujeres, y atendemos a mujeres...no me sale decir usuaria, cliente, paciente..,Supongo que depende mucho del ámbito profesional.

    ResponderEliminar
  3. Hola Belén, pues yo no veo inadecuado el término USUARIO, no tiene porqué excluir la relación. En el Sistema de Servicios Sociales se ofrecen eso, SERVICIOS, para ser usados. no sé siempre los he designado con ese nombre y no entiendo llamarlos de otra manera. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola, yo estoy de acuerdo con Inma y cuando yo estudié nos hablaban de las personas que acudían a servicios sociales como "usuarios"..."clientes" me parece más para una relación comercial y yo ni siquiera trabajando en una empresa de ayuda a domicilio privada los llamaba así..."sujetos" me parece super impersonal y si se intuye una falta de relación..."ciudadanos" estaría bien pero tampoco implica que utilicen o que exista una relación profesional....la verdad es que me quedo con usuarios por costumbre y dentro de estas opciones me parece la más adecuada....si aparece otra me apunto al cambio jajaja un saludo

    ResponderEliminar
  5. MJK (Al sur del sur)8 de mayo de 2013, 12:29

    Hola Belén,Hola Compañer@s.
    De acuerdo con Inma y Eva, por ahora me quedo con "usuario", lo de cliente no me suena bien y menos en estos tiempos donde todo se compra y se vende. INteresante la reflexión sobre los términos que en vez de adjetivos convertimos en sustantivos: "es toxicómano, familia desestructura, indigente". No como una situación, una dificultad sino como algo que la persona es y no parece pueda ser otra cosa. Supongo por comodidad o por inercia caemos en esto pero se convierten en etiquetas que transmitimos. En fin, encantada de compartir. Por cierto eres de lo más productiva escribiendo, sigue así. Saludos. MJ de La Línea

    ResponderEliminar
  6. Hola Belén, aquí estoy "arrimando el hombro" para colaborar un poco con tu TFG. Yo siempre he dicho "usuarios" y cada cierto tiempo recibo críticas por ello. Hay a quien el término le suena despectivo, yo no lo veo así. Reconozco que también es por comodidad, porque cliente me suena muy económico como dice MJ, y otras expresiones como "personas que atendemos" o "personas con las que trabajamos" se hacen pesadas y llevan a error. El lenguaje está para entendernos, pero a veces complicamos demasiado las cosas. Espero que estas opiniones te vayan ayudando a clarificar. Respecto al resto de etiquetas estoy de acuerdo contigo, al hacer un diagnóstico deberíamos evitar un poco la costumbre de etiquetar. Abrazotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Me apunto a los comentarios de varios compañeros/as, me parece más adecuado usuario, cliente suena a relación comercial y los otros terminos no me parecen...estoy esperando como agua de mayo tu entrada del viernes para ver si nos haces cambiar de opinión, o no. Gracias Belén

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que en todos los casos , les denominaría como "pacientes", por la paciencia que nos demuestran.

    ResponderEliminar