jueves, 1 de agosto de 2013

Al habla con: Paquita Carajo Chancla

Después de mis vacaciones estivales, vuelvo con las pilas gastadas y la energía en low battery, pero no importa porque, de cualquier forma, pensaba seguir escribiendo todas las semanas.

¿Te da cuén de cómo se las gastan nuestros amigos los gaviotos? Por robarnos, recortarnos, prohibirnos y limitarnos nos han robado hasta el mes de agosto. Son unos maestros los tíos, hasta consiguen que inventemos vocablos como agostidad: "la reforma local ha sido aprobada con agostidad y alevosía"; seamos francos, acampar en Sol este mes además de policialmente imposible puede producir que se te queden los sesos como unas gachas colorás...

¡Gensanta, estos acaban legislando con el horario de Sydney para que no nos enteremos porque nos pillará durmiendo!

Pero yo no venía a hablar de los gaviotos ni de Bárcenas, que eso no es topi trendi en el colectivo de trabajadores sociales. A mí lo que me ha dejado muerta-en-la-bañera es la que se ha liado con el grado en Trabajo Social por la UNIR (Universidad Internacional de La Rioja), privada y relacionada con el Opus Dei para más señas; defensores y detractores tienen mantienen un animadísimo rifirafe en las redes sociales, sobre todo a cuenta del convenio suscrito entre el Consejo y la UNIR para reducir el precio de la matrícula a los colegiados.

Ante mi total desconocimiento del tema, he decidido buscar a alguna trabajadora social que haya cursado el curso de adaptación al grado para conocer su opinión de primera oreja. Y mira tú por dónde, mi queridísima amiga Paquita Carajo Chancla (ver reforma local y servicios sociales, en cristiano) acaba de terminar el mentado curso, por lo que le he hecho en exclusiva una entrevista de rabiosísima actualidad.

Carmen ha pedido que no desvele su nombre real así que la nombraré por su seudónimo, Paquita Carajo Chancla y asimismo me ha permitido que la fotografíe ocultando algunas partes de su rostro, para no ser reconocida. Estas fueron sus palabras:

Belén Navarro: Querida Paquita, en primer lugar quiero felicitarte porque  creo que acabas de finalizar el curso pasarela por la UNIR ¿cierto?

Paquita Carajo: ¡Ay Belén, te enteras de tó! Pues sí, estaba yo muy desconectada de la formación y eso y pensé ¿por qué no hacer el curso este que me va dar muchos puntos para los concursos y demás? Y lo mejor, ¡la psicóloga de mi centro, que se cree la tía que es ministra, desde que se ha enterado se tira de los pelos, no te digo más...!

B.N.: Paquita ¿y cuánto te ha costado, si no es mucho preguntar?

P.C.: No jamía, puedes preguntarme lo que quieras, que hay confianza. Pues mira, me ha costado 2.000 eurazos, pero besaos los doy porque las clases en tu casa, que las ves por el ordenador, no tienes que ir a Almería que tú ya sabes que yo no podría ir a clases desde el pueblo, y los libros, como los he fotocopiao pues mira, al final, ni tan mal...

B.N.:  ¿Y por qué has elegido a estos y no la UNED que seguro que es más barato?

P.C.: ¡Calla ya, mujer! ¿Tú sabes que fui el año pasado y me dijeron que solo para gente que hubiese estudiado en la UNED y que no sabían cuando lo abrirían para el resto? Una odisea, nena...

B.N.: Paquita, pero ¿tú sabes del palo que va la universidad esta?

P.C.: ¡Claro mujer, del Opus!¡Hay que ver, me tomas por tonta, como no me enteré de la reforma local, ya crees que estoy en la parra para todo! Mira, que tengo un disgusto que me han dicho que hay una liá en el facebook, que eso es de fachas y tú ya sabes que tengo carnet y no precisamente del PP...

B.N.: ¡Pues anda que tú, vaya coherencia, irte a una universidad de fachas!

P.C.:  ¿Y a mí que más me da, te crees que nací ayer? ¿O qué te crees, que la UNED es de la CNT? Además, que depende de las asignaturas, unas sí y otras no, no te creas ¿no ves que saben que somos todos unos rojos? Pero vamos, que yo no me he matriculado para que me expliquen el cambio social, como tú comprenderás, eso ya lo traía yo aprendío de mi casa...

B.N.: Mujer, pero siempre una pública antes que una privada, que les estamos dando de comer...

P.C.:  Y dale...¡que no se podía! Y además, que ahora para el curso de la UNED 200 plazas para toda España, la gente dándose tortas... el caso es que por unas cosas o por otras el jefe de servicio psicólogo, el jefe de sección, abogado y los profesores universitarios, sociólogos, que a este paso vamos a tener doctores en trabajo social en el siglo 22.

B.N.: Paquita, sabes que te pueden tachar de interesá y de no ser coherente con tus principios ¿no?

P.C.: Pues mira, aquí de lo que se trata es de jugar con las reglas del sistema para poder cambiarlo, y ahora mismo, o estudias por ahí o a la mayoría no nos queda otra... Luego ya vendrá el discernimiento de cada uno, otra cosa son los chiquillos, que para eso tienen la pública, todavía...

B.N.: ¿Y entonces el seudónimo y la foto tapada...?

P.C.: Ya me conoces, Belén, no me gusta señalarme...


 Fito y Fitipaldis
"Acabo de llegar"

5 comentarios:

  1. Jajajajajaja "mu gúena" la entrevista :*

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado como.comprenderás! Independientemente de que me he "descoj******". Como siempre genial Belen. Besos UNIRIANOS

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, podías inventar un personaje para el congreso..... peripecias de un trabajador social para llegar a Marbella...

    ResponderEliminar
  4. MJK. Al sur del sur6 de agosto de 2013, 13:30

    Bienhallada tras tus vacaciones, "sembrá" como habitualmente. Sobre el tema de adaptación al grado, he hecho un recorrido exhaustivo por las ofertas variadas y cada universidad que lo ha puesto en marcha lo ha hecho a su manera (60 créditos, 36 créditos, 30 créditos,asignaturas muy distintas,... = money, money, negocio. Y todo para...? por si acaso... Yo por cierto he echado la preinscripción en la Uned (13euros/crédito) y todo un año intensivo...Tengo que repensar, mientras tanto saluditos a tod@s y buen veranito :)

    ResponderEliminar