Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Ismos en servicios sociales

Últimamente, las personas que nos dedicamos a la intervención social (especialmente al Trabajo Social) en este país andamos bastante mosqueadas. Años de estudios universitarios, búsqueda de empleo, en algunos casos con oposiciones de por medio, reivindicación del rol profesional y de una sociedad garante de derechos sociales y, mira tú por donde, llega la crisis y con ella iniciativas caritativas, filantrópicas, benéficas y algunas estrambóticas, todas ellas con un denominador común: su carácter asistencialista.

El programa de Toñi Moreno es asistencialista, los bancos de alimentos son asistencialistas, el ropero de Cáritas es asistencialista y un largo etcétera de afirmaciones que verbalizamos o escuchamos todos los días, pero ¿qué entendemos por asistencialismo? La segunda edición del Diccionario de Trabajo Social del Colegio de Málaga dice así:

Asistencialismo: Forma de asistencia en la que el destinatario es meramente un receptor en situación de necesidad de algún recurso social qu…

Agresiones a funcionarios

Esta semana, yendo al trabajo, escuché en la Cadena SER la noticia de que el Gobierno reforzará las medidas de seguridad en las administraciones ante las agresiones a funcionarios. Yo soy funcionaria, bueno, realmente soy personal laboral, pero este matiz, tan importante para mí, no tiene ninguna relevancia para el tema que nos ocupa, así que a ojos de la ciudadanía soy funcionaria.

Trabajo además en servicios sociales comunitarios (o de atención primaria). Un lugar donde atendemos a gente con problemas, que responde, más o menos, a uno de estos perfiles: el primero, personas que buscan desesperadamente un cabo al que sujetarse tras la expulsión del sistema gracias a la crisis económica, el segundo, personas que toda su vida han acudido intermitentemente a bregar con las asistentas sociales y no saben hacer otra cosa (ni nadie les ha enseñado) y el tercero, gente que tiene problemas familiares con ascendientes o descendientes y busca asesoramiento o recursos para mejorar la convivenc…

Movilizar pinos, plantar ancianas y otras hierbas

El debate social y político está aquejado de "tertulianismo", un síntoma de la simpleza con la que abordamos los asuntos ya que resulta imposible que esa gente sepa de todo lo que está hablando. Podrá opinar, no lo dudo, pero no se puede opinar de todo. No hay tiempo para prepararlo y menos en un formato en el que no se permite profundizar en los asuntos, sólo se permite abordarlos superficialísimamente.

Santos, J. (10/09/14) Crítica, espíritu crítico y estereotipos [Mensaje en su blog]

Esta no es otra entrada sobre Renta Básica, aunque la Renta Básica es un tema que me interesa bastante. Es más, intento leer todo aquello que me encuentro por la red sobre el particular, más aún si proviene de fuentes autorizadas. Hace unas semanas apareció un artículo del economista Eduardo Garzón (hermano del también economista y político Alberto Garzón) con el título Siete argumentos contra la Renta Básica Universal y a favor del Trabajo Garantizado, y, como de costumbre, me puse a le…

Críticas a la nueva ley de servicios sociales de Andalucía. Cuatro, el nudo competencial

Esta es la última de las cuatro entradas que dedico al análisis del Anteproyecto de Ley de Servicios Sociales de Andalucía. En la primera traté de explicar los problemas del texto en cuanto a la indefinición del sistema, en la segunda abordé el afán privatizador de la ley y en la tercera entrada me referí al tratamiento de la participación ciudadana. En esta última me propongo esbozar algunas consideraciones sobre los problemas competenciales.

He escogido el término esbozar porque debo confesar que todavía no tengo una idea definida sobre que administración debería asumir las competencias en materia de servicios sociales, ni tampoco soy una experta en derecho administrativo. Así pues, esta entrada solo persigue avivar el debate, siempre enriquecedor.

Comencemos por el principio. Como todo el mundo sabe, la Junta de Andalucía aprobó en 2010 la famosa LAULA, es decir, la Ley de Autonomía Local de Andalucía, Ley 5 de 2010, de 11 de junio. La LAULA establece en su artículo 9.3 entre las …