Ir al contenido principal

Gracias, Susana

Estimada Susana:

Me dirijo a tí en calidad de militante de Izquierda Unida, Los Verdes, Convocatoria por Andalucía, para darte las gracias por romper el pacto de gobierno y convocar un adelanto electoral. Me permito tutearte porque me da que te agrada y porque eres la presidenta de todas las andaluzas y de todos los andaluces, y por ende, la mía.

Es más, se podría afirmar sin pudor que tú misma eres Andalucía, a tenor de tus reacciones cuando se critica esta tierra nuestra. Bueno, realmente es más tuya que mía ya que Almería casi que ni se merece ser andaluza: votamos NO al referéndum, no bailamos sevillanas, nuestro río está seco, no comemos picos y además carecemos de ese acento andaluz ¡tan gracioso! con sus haches aspiradas. Un acento juntadeandalucía que con gran esfuerzo imitan algunos paisanos míos de tu partido. Es normal que le pongan empeño, a ver si así consiguen que alguna vez nombres para Sevilla a alguien de por aquí. Reconocerás, Susana, que te gusta tanto nombrar consejeros de Almería como que te metan un dedo en el ojo. A los hechos me remito.

Como te decía, te agradezco que hayas roto el pacto de gobierno, un pacto que ha sido lo mejor que le ha pasado a Andalucía y lo peor que le ha pasado a Izquierda Unida. El tiempo me dará la razón, aunque pensándolo bien, quizá no, y es que es imposible saber qué hubiéseis hecho en el gobierno sin nosotros, por más que le preguntemos a las miles de personas a las que hemos evitado que echen de su vivienda, a las familias que hubiesen podido sacar a sus muertos de las fosas comunes, o a las personas transgénero que han visto protegida su dignidad. Mejor habría que preguntarle a la familia Botín, que creo que estaban encantados con nuestro proyecto de banca pública.

Cuando llegó el momento de votar en referéndum sobre el pacto, yo opté por el sí. Lo hice porque por nada del mundo quería que el Partido Popular pusiese sus garras sobre esta tierra y lo hice pensando en que si se os votaba para formar gobierno en minoría, no tardaríais en pactar con el PP para seguir haciendo políticas económicas neoliberales y tapando la podredumbre, que para ello no tienen reparo estos últimos. No parece que estuviese muy equivocada teniendo en cuenta que a los cinco minutos de romper el pacto pactaste con ellos el blindaje de la cámara de cuentas, no fuese que a los rojos nos diera por continuar investigando la trama de corrupción de los cursos de formación, que, precisamente investigábamos a través de ese organismo ¡qué coincidencia!

Creía también, ilusa de mí, que nuestra organización podría forzar un giro a la izquierda de tu partido. Dios sabe que lo intentamos. En nuestras consejerías no podías frenar la acción de gobierno: desmantelamos el chiringuito de EPSA, sacamos un Plan de Construcción Sostenible (que no has dudado en presentar como propio), turismo sostenible, memoria histórica, Algarrobicos y mucho más, pero en el resto cada ley, cada decreto, cada orden, venía precedida de una ardua negociación, en muchas ocasiones, inútil. No hablo de oídas. El anteproyecto de ley de servicios sociales ha supuesto un infierno administrativo y político: 13 borradores, reuniones y más reuniones, negociaciones de nuestros parlamentarios, consultas a los colectivos implicados y trabajo nocturno (literal) elaborando enmiendas y propuestas, todo ello para encontrarnos en el punto de partida: negativa absoluta a frenar en seco la iniciativa privada, es decir, la mercantilización de los servicios sociales y negativa absoluta a desmantelar la agencia, dos líneas rojas que desde mi organización habíamos marcado.

Llegó la hora de negociar la Ley de Renta Básica: nosotros dábamos por sentado que no podríamos conseguir una renta básica pura pero luchábamos con denuedo para sacar a la calle una ley de garantía de ingresos mínimos como derecho subjetivo, una ley que es agua en el desierto. Ya sabes lo que ocurrió: negativa ante la consideración de derecho subjetivo (de tal forma que las personas pudiesen exigir este derecho en un juzgado). Para este viaje no hacían falta alforjas, te contestaron mis compañeros ante este nuevo portazo. Portazos estos que nos obligaron a darte un ultimátum: o el pacto de gobierno avanzaba a más velocidad o nos íbamos. Qué poco te gusta que te marquen el paso, Susana.

Luchábamos, entre otros muchos frentes, por sacar adelante una ley de servicios sociales y de renta básica decentes, pero había quien en la calle y en las redes sociales enarbolaba el consabido ¡casta, sillones! ¡Sillones, Susana, con tres en Almería, que han ocupado compañeros que ya tenían empleo estable! Compañeras y compañeros cuyo trabajo en las consejerías pasaba de largo mientras se nos acusaba de no conseguir el ansiado giro a la izquierda. Te confesaré que algunos días ni siquiera entraba en facebook para no soportar la bronca del troll o hater de turno.

Así las cosas, Susana, como trabajadora social y como persona me echo a temblar por esta ruptura. Como militante de IU me siento aliviada y te agradezco la patada: me has evitado muchas horas de trabajo nocturno, muchas discusiones en la red, mucha lucha en la calle y mucha reflexión en días de insomnio; tiene razón Antonio Maíllo, no eres de fiar. Me queda, eso sí, la satisfacción del trabajo bien hecho en nuestras consejerías y la certeza de habernos dejado el alma en el camino por Andalucía. Tú has hecho lo peor para Andalucía y lo mejor para tí misma. Nosotros, en cambio hemos hecho lo mejor para Andalucía, aunque no fuese lo mejor para Izquierda Unida. Muchas andaluzas y andaluces lo saben. Mis compañeros, mis compañeras y yo lo sabemos. Con eso nos basta.

PD.: La izquierda es feminista, Susana (muy mal Tsipras) pero la izquierda también es laica y republicana. No te pongas trajes que te quedan grandes.

Rosana
"Pa tí no estoy"

Comentarios

  1. Has sacado músculo, hacia tiempo que no leía algo con tanta fuerza

    ResponderEliminar
  2. Entradas así son necesarias por muchas razones, Belén, pero entre otras, supongo que te habrás quedado a gusto, y por eso te doy la enhorabuena y las gracias.
    La política es muchas veces contradictoria e incomprensible, te lo digo sin militar en ningún partido pero con mi ideología de izquierdas bastante clara. En Castilla y León tenemos una ley de Renta Garantizada de Ciudadanía, que no es una renta básica pura, ni de lejos, pero que sí se reconoce como derecho subjetivo y por lo tanto, se puede reclamar en un juzgado. La parte negativa es que en la práctica se ponen muchas trabas y dificultades al disfrute de ese derecho. Esta ley es del Partido Popular, curioso ¿verdad? Más decepcionante me parece que el PSOE no sea capaz de sacar adelante una ley que como mínimo reconozca ese derecho en una comunidad en la que gobierna desde siempre.
    Sí, lo de Susana es pura decepción.
    Un abrazo, compañera!! Salud y república!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te imaginas, Eladio, Susana Díaz representa la parte del PSOE que nunca debió liderar el partido, es tremenda. Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más leídas

Ayuda a domicilio y trabajo social (primera parte)

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) es uno de los programas más antiguos en los servicios sociales de este país. Existe un amplio consenso profesional y ciudadano sobre su eficacia y su relevancia como yacimiento de empleo, sobre todo en las zonas rurales. La ley de dependencia lo ha incorporado en su catálogo, siendo éste uno de los recursos más prescritos.

La importancia de este servicio obliga a una revisión periódica para su actualización y mejora. Como profesional responsable en mi UTS del SAD me gusta hacer esta revisión, eso sí, para mis adentros ya que nadie me ha pedido que lo evalúe. Hoy la traslado al blog porque guarda relación con mi manera de entender el trabajo social. Vayamos por partes.

Casi todas las administraciones prestan el SAD a través de la modalidad de gestión indirecta, es decir, con empresas normalmente multinacionales que se ocupan de la gestión del servicio mientras la titularidad sigue siendo pública. 
En la práctica esto se traduce en que las trabajad…

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales

A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son: Intervenciones cajero. Intervenciones Federer. Intervenciones alguien ha matado a alguien. Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y …

Diez revistas científicas sobre trabajo social

Hoy traigo al blog una lista de diez revistas científicas sobre trabajo social (y servicios sociales), con tres elementos en común: están escritas en español, puedes consultarlas on-line y lo mejor de todo: son gratuitas. No estan todas las que son, pero son todas las que estan. ¡La próxima vez que te oiga decir que no estás al día en trabajo social porque no tienes dinero para comprar libros, te arreo una colleja que te avío!

Asimismo, si conoces alguna otra que merezca estar en tan insigne listado, no te lo guardes, ahí, a lo somormujo, ¡eh! Que rule el conocimiento, amigos...

Antes de pasar a colocar la lista esta tan apañada que me he fabricado, te recomiendo ojear e incluso leer el interesante documento que ha elaborado la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que lleva por título Contenidos de la competencia municipal en servicios sociales, en el nuevo marco legal. Si eres de naturaleza perezosa, también puedes informarte en el blog de Joaquín Santos, más con…