Ir al contenido principal

Jornada de coordinación sociosanitaria: 1. El desembarco de Normandía.

El pasado jueves asistí a una jornada de coordinación sociosanitaria y jurídica organizada por el Hospital de Poniente, en El Ejido. Me invitaron, como trabajadora social de servicios sociales comunitarios, a una mesa de debate con representantes del hospital, salud mental, atención primaria, policía y juzgados, que giró en torno al análisis de dos casos: una menor aquejada de tuberculosis con madre esquizofrénica y un anciano que ingresa en el hospital por patologías derivadas de la desatención de sus familiares.

El análisis de los casos me ha dado dos ideas para escribir sendas entradas. La primera, el efecto Desembarco de Normandía, la segunda, la diferencia abismal existente en cuanto a la protección de las personas menores y las personas mayores. Hoy dedico la entrada a la primera idea.

Tras la presentación del caso, cada uno de los intervinientes teníamos que exponer la mejor opción desde nuestro punto de vista para resolver la problemática en cuestión. Por mi parte, comencé señalando la complejidad que entraña resolver casos en los que están implicadas muchas instituciones. En estos casos se produce, en mi opinión, un efecto Desembarco de Normandía.


Me refiero al hecho de que este tipo de casos, sobre todo el de la menor, son casos escandalosos que provocan una movilización general de las distintas instituciones implicadas, alarmadas por la situación y, no nos engañemos, empujadas por los remordimientos al no haber detectado el problema con anterioridad. Así, una familia que había pasado sin pena ni gloria por pediatria, centro escolar, servicios sociales (posiblemente) y salud mental durante 4 años, estalla ¿no lo habíamos visto o no lo habíamos querido ver?

Una vez que, como digo, el caso estalla, en el mejor de los casos, la parte que ha detectado el problema suele convocar al resto de implicados para acordar soluciones. Digo en el mejor de los casos porque en la mayoría de las ocasiones lo que se produce es una entrada masiva de profesionales de distinta índole en el caso que, lejos de ayudar a la familia, generan confusión y sensación de invasión de un terreno, el familiar, hasta entonces íntimo.

La intervención masiva si es acordada es obviamente una mejor opción. Mantener contactos de cara a establecer acuerdos da lugar a encauzar la intervención en una misma dirección, pero no es suficiente. Observo que a los profesionales nos falta generosidad. Me explico. Normalmente intentamos tirar del caso hacia la resolución de la parte que nos ocupa y pasamos por alto una visión global del caso. Una vez que nuestra parte está resuelta (o es irresoluble), toca retirada, así, el ejército de profesionales deja a la familia, de nuevo, sola.

Decía que estos casos requieren generosidad por parte de los profesionales: debemos ser capaces de diferenciar lo urgente de lo importante y de esperar nuestro turno, incluso a renegar de nuestro propio diagnóstico, si es preciso. En este caso, evidentemente lo urgente es curar la tuberculosis y en esa dirección tendríamos que remar todos en primera instancia.

Posteriormente deberíamos ser capaces de coordinar las salidas y entradas de los distintos profesionales para no generar más caos del que la propia familia ya produce, todo eso es posible si esa mirada global existe, mirada global que no es más que mirada transdisciplinar, pero la transdisciplinariedad es hoy día una utopía. Dice Galeano sobre la utopía que nos indica el horizonte adonde caminar. Comencemos la marcha.

Comentarios

Entradas más leídas

Ayuda a domicilio y trabajo social (primera parte)

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) es uno de los programas más antiguos en los servicios sociales de este país. Existe un amplio consenso profesional y ciudadano sobre su eficacia y su relevancia como yacimiento de empleo, sobre todo en las zonas rurales. La ley de dependencia lo ha incorporado en su catálogo, siendo éste uno de los recursos más prescritos.

La importancia de este servicio obliga a una revisión periódica para su actualización y mejora. Como profesional responsable en mi UTS del SAD me gusta hacer esta revisión, eso sí, para mis adentros ya que nadie me ha pedido que lo evalúe. Hoy la traslado al blog porque guarda relación con mi manera de entender el trabajo social. Vayamos por partes.

Casi todas las administraciones prestan el SAD a través de la modalidad de gestión indirecta, es decir, con empresas normalmente multinacionales que se ocupan de la gestión del servicio mientras la titularidad sigue siendo pública. 
En la práctica esto se traduce en que las trabajad…

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales

A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son: Intervenciones cajero. Intervenciones Federer. Intervenciones alguien ha matado a alguien. Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y …

Diez revistas científicas sobre trabajo social

Hoy traigo al blog una lista de diez revistas científicas sobre trabajo social (y servicios sociales), con tres elementos en común: están escritas en español, puedes consultarlas on-line y lo mejor de todo: son gratuitas. No estan todas las que son, pero son todas las que estan. ¡La próxima vez que te oiga decir que no estás al día en trabajo social porque no tienes dinero para comprar libros, te arreo una colleja que te avío!

Asimismo, si conoces alguna otra que merezca estar en tan insigne listado, no te lo guardes, ahí, a lo somormujo, ¡eh! Que rule el conocimiento, amigos...

Antes de pasar a colocar la lista esta tan apañada que me he fabricado, te recomiendo ojear e incluso leer el interesante documento que ha elaborado la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que lleva por título Contenidos de la competencia municipal en servicios sociales, en el nuevo marco legal. Si eres de naturaleza perezosa, también puedes informarte en el blog de Joaquín Santos, más con…