Ir al contenido principal

El Síndrome Katrina


¿Por qué no sentimos la desigualdad como un problema? Es un interrogante apasionante al que trata de dar respuesta Joaquín Santos en su libro El Síndrome Katrina, libro que presentó ayer en Almería en un acto organizado por el Colegio de Trabajo Social; yo, como Sofía Mazagatos, he tenido la suerte de leerlo, así que ofrezco hoy mi punto de vista sobre la publicación y sobre el acto de ayer.

El autor, Joaquín Santos, es trabajador social y ensayista: dos libros publicados son argumento suficiente como para poder denominarlo así. Esta doble faceta de Joaquín lo convierte en una rara avis de nuestra profesión. Los trabajadores sociales operamos en intervención social, por lo que somos expertos en el ámbito micro social y solemos ceder el espacio macro social a otras disciplinas como la sociología o la economía. Esta manía nuestra de no salir del espacio micro tiene, en mi opinión, dos nefastas consecuencias: en primer lugar, nos impide construir un relato propio sobre la realidad social y, en segundo lugar, la realidad social es explicada por otros, por eso me parece tan importante que un trabajador social, como es Joaquín, se atreva a dar el paso de escribir y hacerlo además sobre un tema tan macro como es la desigualdad.

El libro de Joaquín, como digo, trata de explicar por qué la sociedad ha asumido la desigualdad como un fenómeno natural. A este fenómeno el autor lo denomina el Síndrome Katrina, pero no voy a explicar en qué consiste para que leas el libro y así saldrás de dudas. El libro, pues, se estructura en varias partes: en la primera Joaquín explica el por qué del título. La segunda parte es un análisis sobre la desigualdad, que sirve de introducción a la tercera parte, dedicada al meollo del asunto, es decir, a explicar (muy acertadamente) por qué no percibimos la problemática de la desigualdad como un problema.

La tercera parte analiza la manipulación que nos lleva a ignorar la problemática de la desigualdad a través de tres mecanismos: el poder, el miedo y el discurso, que no es lo mismo que el relato (para comprender las diferencias entre discurso y relato recomiendo la entrada de Joaquín al respecto en su blog, aquí)

Por último, Joaquín plantea una serie de alternativas al discurso neoliberal, alternativas que se proponen como punto de arranque para una reflexión colectiva. En definitiva, un libro redondo al que solo le pongo un pero: la maquetación, que no facilita su lectura. Por lo demás, El Síndrome Katrina es un tratado sobre desigualdad que todas las trabajadoras sociales deberíamos leer con mucho detenimiento.

Joaquín ha acometido la tarea de escribir una trilogía sobre los valores republicanos tradicionales: libertad, igualdad y fraternidad, emulando, no sé si con intención o no, a la trilogía Azul, Rojo, Blanco de Krzysztof Kieślowski (he pegado el nombre, no había...forma humana de escribirlo). El Síndrome Katrina aborda los valores de la igualdad. Esperamos con ansiedad el segundo libro, sobre la libertad, que, según me comentaba Joaquín, anda muy avanzado. 

Acabo mi entrada con algunas fotos del acto y agradezco al Colegio de Trabajo Social de Almería la iniciativa. Espero que sea la primera de muchas, la afluencia de público fue una prueba de que iniciativas como esta son demandadas y aplaudidas.


Comienza la presentación del libro.

Joaquín, como buen mañico, supo hacer de la presentación un acto con gracejo...


Yo, yo misma y Joaquín.

Algunas miembras de la Asociación de Directoras Gerentes con nuestro socio más ilustre.





Comentarios

  1. Muchas gracias por la entrada y la reseña. Un placer volver a encontrar amigos nuevos y antiguoss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más leídas

Ayuda a domicilio y trabajo social (primera parte)

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) es uno de los programas más antiguos en los servicios sociales de este país. Existe un amplio consenso profesional y ciudadano sobre su eficacia y su relevancia como yacimiento de empleo, sobre todo en las zonas rurales. La ley de dependencia lo ha incorporado en su catálogo, siendo éste uno de los recursos más prescritos.

La importancia de este servicio obliga a una revisión periódica para su actualización y mejora. Como profesional responsable en mi UTS del SAD me gusta hacer esta revisión, eso sí, para mis adentros ya que nadie me ha pedido que lo evalúe. Hoy la traslado al blog porque guarda relación con mi manera de entender el trabajo social. Vayamos por partes.

Casi todas las administraciones prestan el SAD a través de la modalidad de gestión indirecta, es decir, con empresas normalmente multinacionales que se ocupan de la gestión del servicio mientras la titularidad sigue siendo pública. 
En la práctica esto se traduce en que las trabajad…

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales

A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son: Intervenciones cajero. Intervenciones Federer. Intervenciones alguien ha matado a alguien. Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y …

Diez revistas científicas sobre trabajo social

Hoy traigo al blog una lista de diez revistas científicas sobre trabajo social (y servicios sociales), con tres elementos en común: están escritas en español, puedes consultarlas on-line y lo mejor de todo: son gratuitas. No estan todas las que son, pero son todas las que estan. ¡La próxima vez que te oiga decir que no estás al día en trabajo social porque no tienes dinero para comprar libros, te arreo una colleja que te avío!

Asimismo, si conoces alguna otra que merezca estar en tan insigne listado, no te lo guardes, ahí, a lo somormujo, ¡eh! Que rule el conocimiento, amigos...

Antes de pasar a colocar la lista esta tan apañada que me he fabricado, te recomiendo ojear e incluso leer el interesante documento que ha elaborado la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que lleva por título Contenidos de la competencia municipal en servicios sociales, en el nuevo marco legal. Si eres de naturaleza perezosa, también puedes informarte en el blog de Joaquín Santos, más con…