Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2016

Por un obstinado 2017

Hoy Hilaria pasará la Nochevieja en el hospital. Hace unas semanas su perro, Pistolas, comenzó a ladrar desesperadamente, cosa que es rara en él. Pistolas vive en un corralón anexo a su casa, así que Hilaria tuvo que salir de la casa y entrar al corralón para ver que le pasaba a su amigo. Hilaria se cayó en el escalón de acceso y se fracturó la cadera derecha.

Teresa, la auxiliar de ayuda a domicilio de la franja de tarde se encontró el pastel. Hilaria estaba tumbada en el suelo y Pistolas sentado al lado lamiéndole brazos y cara. Llamaron al 061 y la llevaron al hospital. Los vecinos asistían al espectáculo con caras de cuñada satisfacción, sentados en el pollete del porche, mascullando para que la auxiliar lo oyera ¡Esto se veía venir, en una residencia es donde tendría que estar!

Teresa, que no tenía ninguna obligación de hacerlo, se fue con Hilaria en la ambulancia y me contó que durante el trayecto hacia el hospital, Hilaria no paró de rogarle hecha un mar de lágrimas que no perm…

¿Está la ministra? ¡Que se ponga!

Esta es una entrada no prevista. Hoy, Día de Navidad, pensaba aprovechar el espíritu navideño presente en lo más profundo de nuestros corazones, que invita a los buenos propósitos, para animar a quienes me leéis a participar en la consulta sobre el pilar europeo de derechos sociales, que la Comisión Europea ha puesto en marcha para preguntarnos como queremos que sean las políticas europeas que afectan a las personas. Pero no. Después de ver este tweet, definitivamente no.

La señora del tweet de arriba hace un emotivo llamamiento a la solidaridad en estas fechas tan entrañables, animándonos a participar en las campañas de recogida de juguetes y alimentos, imbuida también del espíritu navideño que seguro alberga en lo más profundo de su corazón. Un emotivo gesto que sería digno de reconocimiento si pasásemos por alto un insignificante detalle: Esta señora es la Ministra de Servicios Sociales.

Por lo que se observa en la imagen, la mujer anda un poco despistada. Es normal,  Dolors Monts…

Agresiones, dos: Cómo abordarlas

La semana pasada abordé la prevención de agresiones a profesionales de los servicios sociales. Hoy cierro tan desagradable cuestión con el análisis del tratamiento de la agresión, esto es, una vez recibido el sopapo, proferido el insulto, soltado el griterío, perpetrado el destrozo o una combinación de todo lo anterior. Como dirían las espigadoras de La Rosa del Azafrán ¡Qué trabajos nos manda el señor!


Recientemente el Código Penal ha sufrido modificaciones, ampliando los funcionarios protegidos como autoridad pública. Habría sido muy interesante, bien es cierto, que los profesionales de lo social hubiésemos sido incluidos, aunque en la entrada anterior planteaba que esta figura tiene sus luces y sus sombras ¿A qué me estaba refiriendo? A algo muy simple ¿Realmente ejerceríamos esa autoridad, de poder hacerlo?

Quiero decir que, en demasiadas ocasiones, escuchamos que ante agresiones de diversa índole la persona agredida ni siquiera se plantea denunciar, es más, en una suerte de Síndr…

Agresiones, uno: Cómo evitarlas

¿Has sentido miedo alguna vez durante el desempeño profesional? ¿Has tenido que interceder para evitar la agresión a algún compañero o compañera? ¿Te han llegado a agredir a tí? ¿Física, verbalmente? ¿Interpusiste denuncia? ¿Has declarado en un juzgado por ello?
Imagino que si eres profesional de lo social a alguna de estas preguntas habrás contestado con un sí. Así está el patio. El malestar psicosocial, que diría Teresa Zamanillo, a veces se canaliza con violencia. No es de extrañar: El contexto actual da para esto y mucho más. Muchas veces pienso que nos pasa poco teniendo en cuenta la trinchera en la que nos han colocado, sorteando tiros de aquí y de allá.
Dedico pues dos entradas a ofrecer mi punto de vista sobre la problemática de las agresiones: La primera trata de ofrecer alguna pista desde mi experiencia profesional, para intentar evitarlas. La segunda, que publicaré el próximo viernes, abordará el tratamiento de la agresión a mi manera de hacer.
Dos apuntes previos: En pr…

Complicidades: Pelegrí, Xavier

Hoy inauguro una sección nueva en este blog, a la que he denominado Complicidades y en ella trataré de mostrar el trabajo que hacen nuestras compañeras y compañeros titulados en Trabajo Social que ejercen como profesores universitarios y por extensión, como investigadores. Cansada como estoy del repetido mantra de la distancia entre la teoría y la praxis, convertido en lugar común del Trabajo Social en España, me dije ¡Menos lamentos y más soluciones!

La idea me vino al publicar la entrada sobre trabajo social versus servicios sociales: Un profesor ¡de Lérida! (a tomar viento de Almería o viceversa) me escribió muy amablemente para indicarme que él investigaba sobre el particular. Este profesor es Xavier Pelegrí. Leí su artículo y lo anexé a la entrada en cuestión, pero entendí que su gesto merecía una respuesta más intensa, así que me decidí a escribir sobre él; le pedí que me mandase unas líneas y él me las remitió. Aquí están. Al final de las mismas anexo dos enlaces a sus publicaci…

La otra cara de la violencia machista

Hablar en un día como hoy de los agresores no parece políticamente correcto: Una problemática tan sangrante como la violencia machista hace que afloren nuestras emociones más primarias, por ello agradezco profundamente a Elena Salinas, trabajadora social de prisiones, su acto de valentía al aceptar el encargo, que más que un encargo es una encerrona. Su blog Preventiva Reincidente es referente en el trabajo social penitenciario. Espero que escribir esta entrada la anime a retomarlo.


Tengo que confesar que cuando Belén me planteó que escribiera sobre violencia machista tuve serias dudas. La dificultad para expresar con precisión los matices en un tema tan controvertido sumada a la brevedad de las entradas de blog me hicieron titubear. Sin embargo opino que para eliminar esta problemática es necesario llevar a cabo medidas con todos los implicados y es por eso que me dispongo a tratar el tema de los agresores machistas en prisión.

A partir del 2004, año de promulgación de la Ley de Pro…

De churras y merinas: Pobreza energética y exclusión social

Esta no es una entrada sobre la problemática de la pobreza energética. Hay gente bastante más ducha en la materia que yo abordando el tema con mucho acierto. No es una entrada sobre la tragedia de la anciana de Reus (Tarragona), calcinada hace unos días en su vivienda por el fuego que ocasionaron las velas con las que se iluminaba.

No voy a profundizar en una tragedia vergonzosa. No voy a buscar culpables, tengo muy claro quiénes son: los sucesivos gobiernos que han entregado a las garras del capital, sí, a las garras del capital un servicio esencial que debería continuar nacionalizado y permiten (¡cómo no lo van a permitir!) que empresas inhumanas con beneficios indecentes, inmorales e indignos corten el suministro a una anciana de ochenta y tantos o a un chico de treinta y pocos, me da lo mismo.

No voy a hacer el juego a los poderes fácticos repartiendo responsabilidades entre las profesionales de servicios sociales, y es que la emoción que me invade en estos momentos es un gran al…

¡Alto, policía social!

Hoy presento una subespecie de profesional de la intervención social: el policía social. El policía social guarda similitudes con la subespecie persona trabajadora social cuñá, ya analizada en este blog aunque las diferencias entre ambas subespecies conducen a establecer una categorización propia. Ya llevaba tiempo dándole vueltas al concepto, pero esta imagen ha sido definitiva:


Este pantallazo es parte de unas instrucciones que he recibido acerca de cómo cumplimentar la nueva plataforma online del servicio de ayuda a domicilio (de la ley de dependencia). Se nos solicita que, en el momento en que suspendamos el servicio porque la persona se va de vacaciones (y no va a recibir servicio en el lugar de destino), cumplimentemos estos datos, entre ellos, el municipio de traslado y las señas del nuevo domicilio.

La pregunta es obligada: ¿Para qué demonios quiere saber la Junta de Andalucía dónde pasa una persona en situación de dependencia sus vacaciones? Según nuestros jefes, la Junta di…

Diversidad funcional, con discapacidad, con distintas capacidades y Roberto

Hoy traigo un nuevo invitado al espacio Tribuna. Se trata de Jaime García Claro. Él es trabajador social, antropólogo y doctorando en comunicación y ¿discapacidad? Jaime también es un activista con mayúsculas (uno de esos que no salen en las fotos), un trabajador por la justicia social y es, sobre todo, un buen amigo y una estupenda persona. Vive en Dos Hermanas y realiza su trabajo como investigador en Sevilla.

Llevaba mucho tiempo insistiéndole para que escribiese en este blog y por fin lo he conseguido. Debo advertir que se trata de una entrada fruto de la incertidumbre en la que se halla en estos momentos con respecto al concepto diversidad funcional. Las incertidumbres son casi más interesantes en la mayoría de los casos ¿No crees?


No recuerdo cuánto hace ya que Belén me pidió que escribiese una entrada sobre discapacidad (o diversidad funcional, o capacidades diferentes, o…), y su anterior post me viene muy al pelo por aquello de las categorías que utilizamos en los ámbitos de lo…

Ahora

Resulta que hoy estoy con ganas de hablar sobre mí misma, pero esto es un blog sobre trabajo social y servicios sociales, así que tendré que arreglármelas para compaginar mi ejercicio de exhibición emocional con algo que te aproveche. Se me ocurre que si, además de mirarme el ombligo, te explico cosas que me pasan con los usuarios igual sacas alguna conclusión, aunque la conclusión sea que no debería hablar de los usuarios.

Los usuarios... Fíjate que el otro día iba yo conduciendo mi Ford abollado de vuelta del trabajo y pensaba que decir usuarios era una cosa muy fea y que debería ocurrírsenos otro nombre que ni fuese clientes ni pacientes ni nada de eso. Y de repente caí en la cuenta de que era tan fácil como llamarles personas atendidas ¡Qué buena idea! Pensé ¿Dará esto para una entrada del blog?

Tras la euforia inicial me dí cuenta de que no era para tanto, así que le dedico únicamente este parrafillo y paso a explicar por qué creía yo que era feo llamarles usuarios a las persona…

¿Pero qué demonios nos pasa con la legislación?

Comienzo mi entrada con una pregunta a bocajarro si eres una persona y más concretamente una persona empleada pública en el territorio español: ¿Te has leído la nueva Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas? No ¿Cierto? ¡Muy mal por ti! Y muy mal por mí porque yo tampoco me la he leído, ejem, ejem... ¡Castigados sin cenar ambos! ¡Y sin tablet!


Como sabrás, se aprobaron dos leyes que vienen a sustituir a la archiconocida Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, que ha estado vigente hasta el 2 de Octubre de 2016. Las leyes en cuestión son la ley 39/15 que acabo de mencionar y la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de régimen jurídico del sector público.
No te me vayas de aquí presa del pánico, que no es mi intención analizar estas dos disposiciones legales ¡Qué más quisiera yo! Si ya te digo que ni me las he leído. Mi propósito hoy es reflexionar sobre la relació…

5 diferencias entre el trabajo social y los servicios sociales

Una vez más me propongo meterme en un jardín, en este caso el de establecer cinco diferencias entre el trabajo social y los servicios sociales ¿Por qué esta entrada? ¿A qué viene este ataque de academicismo? ¿Acaso no está claro que no son la misma cosa? ¿Es parte esta entrada de una tesis doctoral? ¿Qué importancia tiene la mecánica cuántica dentro de la física y la ciencia?

Al grano. Me he decidido a escribir esta entrada porque opino, como muchas otras compañeras y compañeros, que existe una gran confusión entre una cosa y la otra. El motivo es evidente, no creo que deba detenerme a explicarlo más allá de recordar lo consabido: Que los servicios sociales son nuestro sector por antonomasiay ello ha generado un cierto magma teleológico.

Al margen de disquisiciones académicas, esta confusión produce efectos en la práctica que son los que me preocupan en realidad. Espero contribuir desde este microscópico bit en el ciberespacio a pensar en ello con este corta-pega, así, a lo bruto, ba…

Encuentre las 7 diferencias

Esta es una entrada no prevista sobre la riqueza y la belleza. Salta a la vista. Es producto de una búsqueda de imágenes para la entrada que tenía a medias: 7 diferencias entre el trabajo social y los servicios sociales.

Estaba intentando encontrar imágenes que ilustrasen el concepto siete diferencias y google me plantó en los morros esta imagen de Cristiano Ronaldo, por lo que me vino a la mente la entrada del blog de Pedro Celiméndiz titulada Olimpiadas y Pobres, cuya lectura recomiendo.

Cristiano Ronaldo es uno de los ejemplos que suelen utilizar quienes cacarean las consignas neoliberales o, en palabras de Pedro (más amables que las mías), quienes opinan que nacer en un entorno complicado, con unas circunstancias difíciles de pobreza o violencia, es algo que se puede superar con el esfuerzo personal ¡Por supuesto que no! Pedro lo expresa muy bien:
Vivir en la pobreza o con violencia tiene gravísimas condiciones que el énfasis de éstas noticias me parece que banalizan. Nacer y crec…

La carta que nunca leerás

El otro día viniste a cita después de mucho tiempo.

Me alegró. Hace por lo menos seis meses que no te había visto, ni por la calle, y en tu caso suele ser mala señal, espero que no te moleste que te lo diga. Son muchos años los que llevamos tratándonos, no sé si eso es bueno o malo, aunque lo peor es que sospecho que ni siquiera nos conocemos realmente.

La primera vez que te atendí, tenía 32 alegres años. Sabía de ti porque el equipo de menores había escrito informes donde explicaba los problemas que habéis tenido en casa.  Yo había leído esos informes antes de atenderte, ahora no lo haría, pero entonces lo hacía porque era como se suponía que había que proceder.

La lectura de esos informes fue desagradable. En ellos se detallaba el sufrimiento padecido por toda la familia, pero especialmente por los niños, tus niños ¡Qué guapos eran y qué guapos continúan siendo de adultos! Te acompañaban a los servicios sociales y cada vez nos robaban el corazón a los profesionales, con esos ojazos …

Ponerse en su piel

A estas alturas todo el mundo se ha formado una opinión sobre el caso de María José Abeng Ayang o lo que los medios de comunicación han denominado el niño caramelo: un clásico, si se me permite la expresión, de aparición de los servicios sociales en los medios. Yo no tengo ninguna opinión ni voy a perder el tiempo en formármela. No es asunto mío ni soy partidaria de los juicios salomónicos. Es competencia del juez y ha dictado sentencia. Punto.

En cambio, sí parece imprescindible por parte de los medios de comunicación montar un circo mediático en el que el veredicto popular pendula a medida que van apareciendo personajes en la trama: en primer lugar, los padres de acogida, con los que todo el mundo se solidarizó al ver la desgarradora expresión de dolor de la madre de acogida ¿Cómo no ponerse en la piel de esta madre?


Posteriormente, como es lógico ante semejante revuelo mediático, la madre biológica envió una carta en la que contó su verdad, una verdad, muy probablemente, tan verda…