Ir al contenido principal

El hambre

Conocemos el hambre, estamos acostumbrados al hambre: sentimos hambre dos, tres veces al día. No hay nada más frecuente, más constante, más presente en nuestras vidas que el hambre –y, al mismo tiempo, para muchos de nosotros, nada más lejano que el hambre verdadera.
El hambre es una sensación física desagradable que todo el mundo experimenta una, dos veces al día, una punzada que se intensifica a medida que pasan las horas, que puede alterar nuestras emociones hasta la agresividad. Así mismo es el libro que reseño hoy, El Hambre, del periodista y escritor argentino Martín Caparrós. Lo edita Anagrama.

Acabé el libro poco antes de navidad y pensé en reseñarlo entonces, pero mi revisora de textos me sugirió (en un ejercicio de sensatez que le agradezco) que no aguara a nadie tan emotiva y opípara festividad con semejante puñetazo al estómago.

Estamos acostumbradas a escuchar cifras macro sobre el hambre, incluso a ver niñas y niños de Sudán de bracillos y piernas escuálidos que contrastan con un desmesurado vientre, sentadas en el suelo, medio desnudas, rodeadas de las omnipresentes moscas. En el mejor de los casos aparecen con un cuenco entre las manitas de no sé qué papilla. Eso podemos soportarlo, ya fuimos anestesiadas por los medios.

Lo que no es tan frecuente es enfrentarte a un texto que muestra estas macro cifras combinándolas no con la imagen -esto es importante- sino con el relato de Kadi, del Sahel, en Nigeria o de Betty, de Villamiseria en Buenos Aires (Argentina). Un zoom literario que da vértigo. Y es que el escritor se tomó el trabajo de pasar cinco años viajando a la India, Bangladesh, Níger, Kenia, Sudán, Madagascar, Argentina, EE.UU. y España para entrevistarse con cientos de personas, de familias que pasan hambre, pero hambre verdadera, tan verdadera como que al levantarse no saben si ese día van a poder comer o no. Literal. Los testimonios de estas personas con hambre verdadera son simplemente atroces.

Además el libro hace un análisis muy concienzudo de todo el entramado político-financiero responsable de esta vergüenza, lo que le otorga un plus de rigor. Resumiendo, un libro, El Hambre, demoledor por la honestidad con que está escrito, un trabajo imprescindible para comprender desde otra perspectiva este horror, 624 páginas desgraciadamente necesarias. O, en palabras del autor, quizá no.
Si usted se toma el trabajo de leer este libro, si usted se entusiasma y lo lee en digamos– ocho horas, en ese lapso se habrán muerto de hambre unas ocho mil personas: son muchas ocho mil personas. Si usted no se toma ese trabajo esas personas se habrán muerto igual, pero usted tendrá la suerte de no haberse enterado. O sea que, probablemente, usted prefiera no leer este libro. Quizás yo haría lo mismo. Es mejor, en general, no saber quiénes son, ni cómo ni por qué. (Pero usted sí leyó este breve párrafo en medio minuto; sepa que en ese tiempo sólo se murieron de hambre entre ocho y diez personas en el mundo –y respire aliviado) 
Plumpy nut es el preparado alimenticio que
se le proporciona a la población infantil con desnutrición.
Si quieres conocer más de cerca al autor y su libro
pulsa aquí.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más leídas

Ayuda a domicilio y trabajo social (primera parte)

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) es uno de los programas más antiguos en los servicios sociales de este país. Existe un amplio consenso profesional y ciudadano sobre su eficacia y su relevancia como yacimiento de empleo, sobre todo en las zonas rurales. La ley de dependencia lo ha incorporado en su catálogo, siendo éste uno de los recursos más prescritos.

La importancia de este servicio obliga a una revisión periódica para su actualización y mejora. Como profesional responsable en mi UTS del SAD me gusta hacer esta revisión, eso sí, para mis adentros ya que nadie me ha pedido que lo evalúe. Hoy la traslado al blog porque guarda relación con mi manera de entender el trabajo social. Vayamos por partes.

Casi todas las administraciones prestan el SAD a través de la modalidad de gestión indirecta, es decir, con empresas normalmente multinacionales que se ocupan de la gestión del servicio mientras la titularidad sigue siendo pública. 
En la práctica esto se traduce en que las trabajad…

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales

A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son: Intervenciones cajero. Intervenciones Federer. Intervenciones alguien ha matado a alguien. Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y …

Diez revistas científicas sobre trabajo social

Hoy traigo al blog una lista de diez revistas científicas sobre trabajo social (y servicios sociales), con tres elementos en común: están escritas en español, puedes consultarlas on-line y lo mejor de todo: son gratuitas. No estan todas las que son, pero son todas las que estan. ¡La próxima vez que te oiga decir que no estás al día en trabajo social porque no tienes dinero para comprar libros, te arreo una colleja que te avío!

Asimismo, si conoces alguna otra que merezca estar en tan insigne listado, no te lo guardes, ahí, a lo somormujo, ¡eh! Que rule el conocimiento, amigos...

Antes de pasar a colocar la lista esta tan apañada que me he fabricado, te recomiendo ojear e incluso leer el interesante documento que ha elaborado la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que lleva por título Contenidos de la competencia municipal en servicios sociales, en el nuevo marco legal. Si eres de naturaleza perezosa, también puedes informarte en el blog de Joaquín Santos, más con…