jueves, 7 de septiembre de 2017

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales


A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son:
  • Intervenciones cajero.
  • Intervenciones Federer.
  • Intervenciones alguien ha matado a alguien.
Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y se acueste: la profesional, como el personaje de Kafka, ha sufrido una metamorfosis, esta vez en cajero que expulsa dinero y servicios (o nada).


El segundo tipo de intervenciones son las intervenciones Federer. Podría haberlas denominado intervenciones Nadal sin embargo, a riesgo de herir sensibilidades patrias, el revés a una mano de Federer es mi debilidad tenística. Las intervenciones Federer consisten en devolver la pelota como sea a otro sistema (o a otro chiringuito del nuestro). Un clásico es el peloteo con salud, en el que las sufridas pelotas suelen ser personas con trastorno mental o problemas de drogas. 

Conste en acta que en servicios sociales somos unas ases del revés, no obstante nuestras compañeras de salud utilizan el drive con maestría suiza ¿Quién no ha oído la expresión es un caso social? Qué lejos andamos todavía de la atención centrada en la persona.


La tercera y última intervención es mi favorita. La llamo ¿Alguien ha matado a alguien? Y es que debo confesar que uno de mis referentes en servicios sociales es Miguel Gila. Sí. Es mi humorista favorito por su finísima ironía y sus monólogos me sirven, por extraño que parezca, en muchas ocasiones. Mira esta detención con indirectas... Buenísimo.


Suelo echar mano de este monólogo para ilustrar mi reacción cuando acuden a contarme un secreto. Ese momento tan especial en el que te dicen, o más bien te susurran, que está pasando algo muy malo en tal o cual familia, pero no puedes decir quien te lo ha dicho o, peor si cabe, no puedes decir que lo sabes. 

Si el secreto te lo cuenta una vecina ya es problemático, aún así, lo compro. Ahora bien, si el secreto te lo cuenta una profesional seguirle el rollo sin más es, como sabes, una malísima praxis, sobre todo porque normalmente esa profesional que te lo está contando está obligada a hacer algo al respecto (denunciar, notificar, derivar, intervenir…) y su jugada es eludir esa responsabilidad endosándonos el mochuelo.

En ese caso me levanto de la silla (literal) y, emulando a mi admirado Gila, me pongo delante de la compañera, mirándola con ojos de psicópata y le espeto: ¡Si te parece lo puedo descubrir yo sola con indirectas! ¡Me voy a la casa y me paseo por el pasillo diciendo ¿Alguien ha maltratado a alguien? ¿Alguien es un abusador?! ¡Lo que viene siendo una intervención con indirectas! ¡Igual confiesa por verguenza!

¿No te fastidia?

9 comentarios:

  1. Jajaja Belén, me he sentido muy identificada... Muy brillante. Ahora concuerda conmigo en que podríamos aumentar el listado... Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, primor, gracias, sí, sí, podemos aumentar el listado ¡De hecho nos conmino a hacerlo! ¿Nos veremos en Mérida?

      Eliminar
  2. Mmmmm, creo que no... Pero aun no lo se. Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Muy enganchado a tu blog! Me encanta la pedagogía-humorística que gastas, mi enhorabuena compañera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, me siento muy halagada! Conforme aumentan los seguidores también aumenta el sustillo al comenzar a escribir cada semana...

      Eliminar
  4. Sra. Navarro,
    Excelente el encajonado de términos con la realidad diaria que experimentamos nosotros los trabajadores sociales! Encantada con sus artículos y lecturas publicadas, pues son de mucha utilidad.
    Saludos desde Puerto Rico!
    Éxito colega!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por comentar, en primer lugar. Para mí es extraño a la vez que emocionante que me lean compañeras de América porque a pesar de que compartimos el idioma temo no ser entendida, así que me alegra que le sea de utilidad y espero acepte la ironía y los modos informales que gastamos en España ¡Un abrazo de vuelta!

      Eliminar
  5. Fantástico artículo Belén, me siento identificadísima y como ha dicho otra compañera aumentaría el listado!!
    Gracias por el humor tan indespensable en nuestro trabajo,
    Saludos desde Galicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encanta tener seguidoras de la terra Galega! Y sí, el listado hay que aumentarlo, pero ya, jajjajaja. Gracias a ti por leer este humillllde blog y por valorar el humor, que, por otra parte, me resta credibilidad en según que ámbitos (pero me importa un pito, la verdad) ¡Un fuerte abrazo desde la otra punta de Ehpáña!

      Eliminar