domingo, 12 de noviembre de 2017

Los servicios sociales, más allá de las ayudas

Video muy cortito de presentación de las jornadas

El colectivo cántabro Manifestaos por los servicios sociales ha organizado unas jornadas en Santander los días 10 y 11 de noviembre, cuyo título reza Los servicios sociales, más allá de las ayudas. Jornadas, éstas, destinadas a repensar los servicios sociales y a ser capaces de zafarnos, en la medida de los posible, de nuestro odioso papel de certificadoras de pobreza. El sambenito ya colea como muestra el vídeo de arriba, con una Mary Richmond  magistralmente interpretada por Patricia, que es una artistaza en muchas facetas (según me chivaron).

Me tocó ponenciar el sábado con Luis Barriga, todo un honor. Espero con mucho interés los resultados del proyecto que está coordinando en Castilla León y aproveché la convivencia para animarle a escribir sobre trabajo social ya que tiene mucho y bueno que aportar (ojalá lo haga). Por mi parte, dejo la reflexión relativa a los servicios sociales aquí.

De las jornadas extraigo ocho conclusiones ocho (algunas de ellas las iré desarrollando en diferentes entradas de blog). Son las siguientes:
  1. Promover espacios de reflexión como estas jornadas dio pie a que durante la semana anterior en Santander se hablase sobre servicios sociales en los medios con todo lo que supone.
  2. Los espacios y los formatos en las jornadas juegan un papel más importante del que a veces se les da. La Vorágine fue un espacio ideal.
  3. Es obligada la incorporación en estos foros y en el propio sistema de la perspectiva de las personas atendidas, como hicieron las compañeras invitando a Paqui, una mujer que nos proporcionó una cura de humildad.
  4. La existencia de colectivos como Manifestaos es absolutamente necesaria para construir modelo, para denunciar, para movilizar, para reflexionar, para debatir. Si están formados por profesionales de distintas disciplinas, mejor. Y si incorporan a personas no profesionales del sistema, lo bordamos. 
  5. En el territorio español existen muchos colectivos como Manifestaos, que realizan una labor impagable, pero andan muy desconectados entre sí, por lo que la reivindicación se fragmenta, las fuerzas flaquean y es una pena. Desde este rinconcillo, os invito a los distintos colectivos de los territorios que tratéis de conectar y asumáis el reto de trabajar en común, aunque comencéis por algo modesto.
  6. Es importante identificar y denunciar lo que Luis Barriga denomina ocurrencias, como el bono social de la luz. Animo asimismo a difundir el vocablo.
  7. Desde servicios sociales deberíamos pensar en dar el salto de lo comunitario a lo común.
  8. La fabada y el cocido montañés son dos comidas distintas. No es buena cosa confundirlas, mi querida señora compañera de asiento en el avión. 
Sería imperdonable despedirme sin dar las gracias a las maravillosas personas que componen Manifestaos por invitarme y hacerme pasar un día estupendo en una ciudad mágica. También a las lectoras de Cantabria. Hoy acompaño la entrada con la música de Repión, un grupo de Santander, aunque he estado tentada de insertar algún cántico montañés. O a David Bustamante, que en este país cada territorio carga con su cruz...

¡Es broma!

Repión
Estaciones

6 comentarios:

  1. Querida Belen:
    Ni que decir tiene que ha sido un placer tenerte en Santander. Me ha encantado compartir nuestras inquietudes contigo y sobre todo escucharte...que por cierto, que sepas que te entendimos perfectamente. Gracias por extra entrada en tu blog. Significa mucho para nosotros. !Ah! Y si quieres alguna canción montañesa...avisame, creo que puedo ayudarte con eso. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra dominar el castellano-cántabro! Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  2. Ha sido un gusto conocerte y contar contigo para hablar de la profesión. Gracias por todas tus aportaciones y recuerda que en esta marejada siempre nos quedará la serenidad de Gila atrapando a Jack El Destripador (...alguien ha matado a alguien, alguien es un asesino...). Hasta más ver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer ha sido mío. Toda una gozada descubrir el humor cántabro y sobre todo la entrega, la profesionalidad y el buen hacer ¡Un abrazo!
      PD. Si no sabes aguantar una broma, vete del pueblo ;-)

      Eliminar
  3. Buen día:
    Reordenación del sistema en torno al objeto Una cuestión de contenido qué tenemos que hacer. Normativamente el objeto de los servicios sociales es amplísimo y esto es un problema que no sabemos muy bien cómo abordar.
    Cambio de paradigma, a partir de la realidad, compleja y dinámica podemos definir las lineas de actuación donde podemos cambiar situaciones. Lo enmarco en lo común o comunitaria. Trabajando con muchas personas podemos detectar patrones similares y pasar a cuestiones comunes en la que podemos conjugar grupo y comunidad dándole fuerza a esa intervención más completa.
    La garantía de ingresos no puede recaer en los servicios sociales. Lo que no puede recaer es sólo la garantía de ingresos desatendiendo otras dimensiones personales. Pero cobra todo su sentido dentro de un proceso que va desde la protección a la activación, desde lo económico (¿demanda?) a la necesidad donde podemos activar transformaciones como bien señalas en tú ponencia.
    Esto de los bonos eléctricos, etc.... pura caridad asistencialista y a veces gestión de morosos. Nos meten en eso que nos quita tiempo de intervención social.
    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La garantía de ingresos...menudo tema. Yo no termino de aclararme con ésto. Lo común o comunitaria será objeto de entrada puesto que no es lo mismo. Un placer leer tus comentarios ¡Gracias!

      Eliminar