martes, 9 de enero de 2018

Peligrosas cabalgatas, por Elena Salinas y Belén Navarro

Imagen vía AMPA Virgen del Carmen

Las cabalgatas de reyes han cobrado una importancia capital en nuestros pueblos y ciudades, mucha más que el estado de las calles sobre las que discurren, por ejemplo. Una semana antes, la prensa nos desgrana con todo lujo de detalles, vía declaraciones de concejal o concejala del ramo, los miles de kilos de caramelos que van a volar sobre nuestras cabezas o a estamparse contra ellas, depende, el triste repertorio de animales que van a desfilar, o el número de personas y colectivos implicados en tan regio evento. Sociedad líquida, noticias líquidas. Insustanciales, en el mejor de los casos.  

En otros, por desgracia un acontecimiento trivial como es una cabalgata de reyes se convierte o mejor dicho la convierten en casus belli por algo verdaderamente peligroso como es la aparición de una carroza LGTBI, pues es ampliamente sabido el historial de la Drag Queen La Prohibida como hacedora de homosexuales por aquí y por allá o la concupiscencia que destilan los pijamas de animalitos que lucieron tanto ella como el resto de integrantes de la carroza en cuestión. Afortunadamente se impuso la cordura en los juzgados ¡los juzgados! y la carroza desfiló en Vallecas entre aplausos y vítores. Gracias, Vallecas, por existir.

Por si fuera poco también se convirtió en noticia, y no precisamente insustancial, el siguiente tweet:

Una imagen muy tierna para una cabalgata de reyes...

Dado que no entendíamos el tweet de marras, no nos quedó más remedio que dirigirnos a la fuente en el ABC, periódico progresista donde los haya. En ella se informa de que se han consultado los antecedentes penales del personal de la cabalgata como parte de las medidas de seguridad antiterroristas, y mira por dónde han encontrado tan revelador dato que seguimos sin saber muy bien cómo interpretar ¿Se trata de un ataque a Manuela Carmena por utilizar delincuentes en actividades dirigidas a los más pequeños? ¿Qué tienen que ver los antecedentes por robos y drogas con el terrorismo?  

No obstante, en nuestra opinión, el meollo de la cuestión es ¿No tienen derecho estas personas a ganarse la vida trabajando en lo que puedan? ¿No es eso lo que la sociedad les pide, que se reinserten? Es lo que promulga el artículo 25.2 de la Constitución Española, la misma Constitución que el PP no duda en enarbolar para según qué casos.

A nosotras nos gustaría que no hubiese sido un 5, sino un 10, o un 20 por ciento las personas con antecedentes que hubieran trabajado ese día. Y si la noticia hubiera sido la obtención por parte de estas personas de un empleo digno y estable, mucho mejor. Creemos en la reinserción de personas presas y exreclusas, hasta en la de Chiquetete, condenado por violencia machista. Paradojas de la vida, no fue La Prohibida sino un heterosexual, Chiquetete, quien rompió los sueños de los niños y niñas en Reyes. Qué cosas...

La Prohibida
Ganas de matar

2 comentarios:

  1. Una entrada muy adecuada, no me había planteado la perspectiva que comentáis respecto a la reinserción. Había pensando en el rostro que tienen determinados políticos hablando de antecedentes penales, pero siempre hay que darle un poco más al coco, está claro. Gracias por esta entrada, chicas, un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Eladio, otro abrazo de vuelta!

      Eliminar