Ir al contenido principal

Pequeña recomendación tardía para el día del libro


Me siento la liebre de marzo. De un tiempo a esta parte tengo la sensación de llegar tarde a todas partes, como mi entrada para el día del libro. Un día después, traigo una recomendación original, no sin antes recordar lo bueno que es Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo, pero vaya, no es el libro al que me quiero referir. El libro en cuestión lleva por título Pequeño glosario para el uso del trabajador social, y es de dos trabajadores sociales franceses, Thierry Darnaud y Guy Hardy.


Cuando acabé la carrera y comencé a tener ingresos (que no provenían del trabajo social, por desgracia) fui comprando todos los libros de la disciplina que se me ponían por delante. Sin discriminar. Era una esponja y me daba igual qué libro llevarme con tal de que en el título pusiera trabajo social o algo parecido. Debo confesar que estas compras ausentes de criterio lógico deparaban todo tipo de sorpresas: La mayoría de libros eran bastante malos, tan malos que me percataba a pesar de mis escasas luces epistemológicas, afortunadamente otros resultaron ser pequeñas joyas. Uno de ellos es el pequeño glosario.
Este breve escrito satírico, un libelo o un panfleto según el diccionario Petit Robert, que suscitará sin duda tantos adeptos como opositores, es un alegato para que esto cambie. Está en riesgo la ética de los profesionales de la ayuda psico-social, pues los miedos sociales actuales y las reacciones defensivas que provocan, influyen sutilmente en el sentido que dan a su función social. Más que una crítica que, a primera vista, pudiera parecer que descalifica las buenas voluntades y el importante trabajo social realizado cotidianamente, este libelo pretende, mediante las herramientas de la ironía y un humor en ocasiones mordaz, resquebrajar el saber.
Este fragmento de la sinopsis del libro, que aparece en la contraportada, resume muy bien lo que nos vamos a encontrar en sus 97 páginas. Se publicó en 2007 sin embargo en mi opinión mantiene plena su vigencia, es más, me parece digno de reivindicación en estos tiempos, caracterizados por el predominio de la mojigatería en nombre de una supuesta tolerancia que en realidad es censura. En redes sociales y en la vida misma. Lo digo refiriéndome a la gente en general.

Vale por ello la pena abrir sus políticamente incorrectas páginas y reirnos de nosotras mismas, que buena falta nos hace entre tanta queja y tanto lamento, lo digo refiriéndome a los trabajadores sociales en particular. Además, cuesta la friolera de 10,31 € en la editorial. 

Esta es mi pequeña recomendación tardía para el día del libro. Espero que te guste.

Buena fe
La culpa

Comentarios

Entradas más leídas

Ayuda a domicilio y trabajo social (primera parte)

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) es uno de los programas más antiguos en los servicios sociales de este país. Existe un amplio consenso profesional y ciudadano sobre su eficacia y su relevancia como yacimiento de empleo, sobre todo en las zonas rurales. La ley de dependencia lo ha incorporado en su catálogo, siendo éste uno de los recursos más prescritos.

La importancia de este servicio obliga a una revisión periódica para su actualización y mejora. Como profesional responsable en mi UTS del SAD me gusta hacer esta revisión, eso sí, para mis adentros ya que nadie me ha pedido que lo evalúe. Hoy la traslado al blog porque guarda relación con mi manera de entender el trabajo social. Vayamos por partes.

Casi todas las administraciones prestan el SAD a través de la modalidad de gestión indirecta, es decir, con empresas normalmente multinacionales que se ocupan de la gestión del servicio mientras la titularidad sigue siendo pública. 
En la práctica esto se traduce en que las trabajad…

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales

A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son: Intervenciones cajero. Intervenciones Federer. Intervenciones alguien ha matado a alguien. Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y …

Diez revistas científicas sobre trabajo social

Hoy traigo al blog una lista de diez revistas científicas sobre trabajo social (y servicios sociales), con tres elementos en común: están escritas en español, puedes consultarlas on-line y lo mejor de todo: son gratuitas. No estan todas las que son, pero son todas las que estan. ¡La próxima vez que te oiga decir que no estás al día en trabajo social porque no tienes dinero para comprar libros, te arreo una colleja que te avío!

Asimismo, si conoces alguna otra que merezca estar en tan insigne listado, no te lo guardes, ahí, a lo somormujo, ¡eh! Que rule el conocimiento, amigos...

Antes de pasar a colocar la lista esta tan apañada que me he fabricado, te recomiendo ojear e incluso leer el interesante documento que ha elaborado la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que lleva por título Contenidos de la competencia municipal en servicios sociales, en el nuevo marco legal. Si eres de naturaleza perezosa, también puedes informarte en el blog de Joaquín Santos, más con…