Ir al contenido principal

Mirar para otro lado

Nunca pude imaginar que viviría para ver a niñas, niños ¡bebés incluso! arrancados de los brazos de sus padres y enjaulados, aterrorizados, dando lugar a escenas que ya me horrorizan cuando se trata de perros. Tampoco podía imaginar que llegaría a escuchar a personas decir que prefieren que sus congéneres se ahoguen en el mar antes de que entren en el país en el que nos ha tocado en suerte nacer.


Me veo en un futuro vieja y cansada porque estoy envejeciendo, como todo el mundo a cualquier edad. Eso incluye a Cristiano Ronaldo y sus 23 años biológicos, pobre niño rico. Me visualizo vieja dando consejos y contando batallas, emulando al personaje de Blade Runner:  Yo... he visto cosas que vosotros no creeríais: Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir

En realidad a mi no me saldrá tan poético ni por asomo aunque contaré batallitas porque por suerte o por desgracia ya lo hago. Y como Pepa Bueno en su editorial de Hoy por Hoy, quiero vivir sabiendo que no fui cómplice de la barbarie, si es que se puede no ser cómplice. No ser cómplice. Y no solo no quiero ser cómplice, es que no puedo. No puedo mirar para otro lado porque no se puede ser trabajadora social y opinar que todo lo que está ocurriendo está bien. 

Si los colegios profesionales y el consejo se han pronunciado con el asunto del Aquarius es porque no podían o más bien no debían hacer otra cosa. Ellas no han mirado hacia otro lado. Hagamos desde nuestros puestos de trabajo lo mismo. No miremos para otro lado. No podemos. Nos obliga un documento que solemos guardar olvidado en el fondo del cajón: el Código Deontológico, que será el protagonista de la próxima entrada, la última de esta temporada.

Celtas Cortos
Retales de una vida

Comentarios

  1. GRacias Belen por decir lo que hay que decir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso mismo tú lo haces continuamente, así que las gracias son mutuas. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Tu palabras valen oro Belen. Me ha tocado la suerte onla desgracia desde mi nuevo puesto vivir lo del Aquarius de primera mano. Y leer cosas como lo q has escrito reconforta en toda la maraña de sentimientos q t dejan estas intervenciones. Gracias de corazon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué te digo? Gracias a tí por comentar. Abrazo.

      Eliminar
  3. Decía el periodista Carles Capdevila, al que muchos echamos de menos, en un artículo que hace un par de años nos dedicó lleno de cariño hacia la profesión que "hay gente a la que le gusta meterse en problemas, no por vicio o por morbo, porque se dedica a ello, a arreglarlos...." "Donde hay un educador social o un trabajador social hay una mirada global y artesana, la de reparación y la de reforma, la de intervenir abordando las causas y las consecuencias, la de la reconstrucción" .
    Aqui os dejo el enlace, es un articulo precioso dedicado a las que "no miramos para otro lado"

    http://www.carlescapdevila.com/es/category/blog/necesitamos-gente-que-se-meta-en-problemas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar y sobre todo por el enlace!

      Eliminar
  4. Buenos días.

    Soy nuevo por estas geografías digitales y he de sincerarme con lo que ha sido para mi descubrir este blog.
    Tengo 31 años y acabo de acceder a mi primer puesto de trabajo como trabajador social tras dos años después de haber titulado, habiendo realizado voluntariado previo en intervención social para Cruz Roja y Mensajeros del Mundo (este último en Argentina a finales del 2016)
    Creo que he comenzado a trabajar en la profesión en el momento oportuno, e igual de oportuno ha sido haber conocido el blog de la autora.
    Apenas llevo una semana y para mi ha sido como un despertar. Sentimientos de motivación recorren mi mente durante todo el día, en la oficina y en casa.
    Cada día que pasa me doy cuenta de la complejidad de la profesión y de que nuestro papel como profesionales va más allá del mero asistencialismo, pero es nuestra labor llevarlo a buen puerto y desarrollarlo con la mayor profesionalidad posible.
    Considero este blog y sus aportaciones como una herramienta muy útil a la hora de plantearnos determindas cuestiones a nievel de intervención y del desarrollo de una práctica profesional óptima.
    Muchas gracias a la autora y las personas participantes por sus aportaciones.

    Atentamente,

    Abel Acosta Rodríguez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un honor para mí servir de ayuda, muchas gracias por tus amables palabras!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más leídas

Ayuda a domicilio y trabajo social (primera parte)

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) es uno de los programas más antiguos en los servicios sociales de este país. Existe un amplio consenso profesional y ciudadano sobre su eficacia y su relevancia como yacimiento de empleo, sobre todo en las zonas rurales. La ley de dependencia lo ha incorporado en su catálogo, siendo éste uno de los recursos más prescritos.

La importancia de este servicio obliga a una revisión periódica para su actualización y mejora. Como profesional responsable en mi UTS del SAD me gusta hacer esta revisión, eso sí, para mis adentros ya que nadie me ha pedido que lo evalúe. Hoy la traslado al blog porque guarda relación con mi manera de entender el trabajo social. Vayamos por partes.

Casi todas las administraciones prestan el SAD a través de la modalidad de gestión indirecta, es decir, con empresas normalmente multinacionales que se ocupan de la gestión del servicio mientras la titularidad sigue siendo pública. 
En la práctica esto se traduce en que las trabajad…

Una serie de catastróficas intervenciones en servicios sociales

A algunas lectoras les hizo gracia el término intervenciones cajero, que usé en la entrada de la semana pasada y me pidieron que lo explicase. Los deseos de las lectoras son órdenes, así que procedo en esta entrada a describir tres tipos de intervenciones en servicios sociales que me desagradan mucho. Las bauticé hace años, con un objetivo pedagógico-humorístico, para mis grupos de preparación de oposiciones y supuestos prácticos. Sus nombres son: Intervenciones cajero. Intervenciones Federer. Intervenciones alguien ha matado a alguien. Las intervenciones cajero son aquellas en las que la persona profesional (no necesariamente trabajadora social) se aferra a los recursos de que dispone y se limita a tratar de acoplar en alguno de ellos la demanda que la persona atendida plantea, como el zapatito de la cenicienta. Este proceder es muy perjudicial para la persona atendida, máxime si no tiene el piececico que el zapato requiere, entonces más vale que se vaya a su casa, baje la persiana y …

Diez revistas científicas sobre trabajo social

Hoy traigo al blog una lista de diez revistas científicas sobre trabajo social (y servicios sociales), con tres elementos en común: están escritas en español, puedes consultarlas on-line y lo mejor de todo: son gratuitas. No estan todas las que son, pero son todas las que estan. ¡La próxima vez que te oiga decir que no estás al día en trabajo social porque no tienes dinero para comprar libros, te arreo una colleja que te avío!

Asimismo, si conoces alguna otra que merezca estar en tan insigne listado, no te lo guardes, ahí, a lo somormujo, ¡eh! Que rule el conocimiento, amigos...

Antes de pasar a colocar la lista esta tan apañada que me he fabricado, te recomiendo ojear e incluso leer el interesante documento que ha elaborado la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que lleva por título Contenidos de la competencia municipal en servicios sociales, en el nuevo marco legal. Si eres de naturaleza perezosa, también puedes informarte en el blog de Joaquín Santos, más con…