Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2019

Mató un gato: Matagatos

El otro día regresábamos la psicóloga del Instituto Almeriense de Tutela y yo de una reunión con otro organismo bastante contrariadas porque en la revisión de uno de nuestras personas tuteladas salió a colación una pelea que provocó hace un año. A pesar de que ha sido su única pelea y de que es un buen chico, afectuoso y educado, el sambenito de agresivo ha quedado grabado a fuego en los profesionales que lo atienden. De hecho se refieren a él como el de la pelea.

¿Ves, Belén? ¡Siempre estamos igual, mató un gato, matagatos! se quejaba mi compañera y con razón. Tendemos a recordar con mucha más claridad las palabras o acciones negativas que las positivas; las primeras quedan fijadas en la historia personal para siempre y son incluso descritas con inexplicable obstinación en informes que de mano en mano van como la falsa moneda. Da igual que se produjese hace un año o diez, nuestro tutelado es y será para ese organismo el de la pelea.


Supongo que se trata de algún sesgo cognitivo, aunqu…

Y ahora qué

A estas alturas a las andaluzas y andaluces nos toca asumir que vamos a ser gobernadas por un tripartito de derechas. Sabíamos que el susanato tenía los días contados, sabíamos, al menos en Almería, que Vox despegaría (como sabemos que despegarán en el resto del territorio español) y sabíamos que por llegar a San Telmo el Partido Popular daría lo que fuera ¿Y ahora qué?
Por lo pronto van reapareciendo como el Guadiana las plataformas y asociaciones fantasmas, satélites de un PSOE herido de muerte. Es previsible teniendo en cuenta que se avecina el mayor ERE de la historia de Andalucía. Al menos ahora señalarán los errores que antes aplaudían, valga como muestra la ley de servicios sociales, una ley aprobada en 2016 con los votos de la derecha y el incomprensible apoyo de PODEMOS. Una ley a la que este tripartito no cambiará una sola coma porque no es necesario para desplegar sus políticas neoliberales y ultraconservadoras en el sector.
Ahora todos aquellos que guardaban un silencio at…