Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2019

Cuando la protección daña (el desenlace)

Con algo de retraso, expongo hoy la continuación del caso que comencé la pasada semana (click aquí). Se trataba de Lola, persona con la capacidad modificada a través de una curatela ejercida por nuestra entidad tutelar. Lola padecía parkinson que desembocó en un síndrome de Otelo hacia su pareja, Amalia.

De entrada, el procedimiento judicial fue muy lesivo para Lola. Su interpretación de los hechos fue que Amalia lo que pretendía con todos esas visitas al juzgado y al forense era divorciarse de ella, por lo que contrató a su propio abogado, que estuvo dilatando el procedimiento años, lo que empeoró aún más la convivencia. De hecho Lola durante un tiempo creyó que estuvieron divorciadas y que Amalia se quedaba en casa porque no tenía dónde ir.

Una vez que se dicta una medida entre los primeros trámites que las entidades tutelares hemos de hacer se encuentra el acceso a las cuentas bancarias, con lo que se bloquea el del resto de personas. Amalia se enfadó bastante al comprobarlo pues d…

Cuando la protección daña (primera parte)

Hoy traigo un caso a modo de muestra del perjuicio que algunas veces podemos causar al iniciar procedimientos de incapacitación y encomendar el ejercicio tutelar a una entidad pública. Como he dicho en entradas anteriores, tanto iniciar un proceso de modificación de la capacidad como proponer a una entidad pública es un acto que debe meditarse detenidamente.

En los procesos de modificación de la capacidad se dirimen (o se deberían dirimir) tres asuntos fundamentales: Primero, en qué aspectos de la vida necesita apoyos externos una persona con discapacidad, por ejemplo administración económica, atención a su salud, en todo... (no debería contemplarse esta posibilidad salvo en casos muy excepcionales), segundo, cómo se articulan esos apoyos (tutela, curatela, administración de bienes...) y tercero, quién debe proporcionarlos (designación de persona tutora, curadora, etc.). Por lo tanto, conviene decidir tomando en consideración tres cuestiones:
¿Va a mejorar la vida de la persona, va a …

Novedades literarias sobre trabajo social

La publicación de libros sobre trabajo social en nuestro país siempre es una buena noticia. Hoy traigo dos novedades literarias que me producen una satisfacción muy especial: La primera es la publicación de Epistemología del trabajo social: De la evidencia empírica a la exigencia teórica, de Teresa Zamanillo, libro del que os haré en esta entrada una breve reseña.


La segunda novedad editorial es el libro Cuando el trabajo social es literatura: La narración como creación y herramienta de aprendizaje, una obra colectiva en la que tengo el honor de participar junto a gente tan destacable como Alfonso García Vilaplana,  Arantxa Hernández Echegaray, Esperanza Molleda Fernández, Fabiola Moreno, Xavier Montagud, (mi admiradísima) Silvia Navarro Pedreño, (mi catalana preferida) Alba Pirla i Santamaria, Daniel Rodríguez Díaz y Laura Ruiz Urbán. 
Al libro en el que he participado le dedicaré una entrada antes de cerrar el blog por vacaciones. Ahora hablemos del libro de Teresa. Comenzaré por af…

5 creencias erróneas sobre tutela de personas adultas

El mundo de la tutela de personas adultas es muy poco conocido, incluso para las profesionales de la intervención social en general. En el poco tiempo que llevo trabajando en este sector observo que unido al gran desconocimiento existen una serie de creencias erróneas sobre los efectos de la tutela judicial. Todas ellas tienen en común la idea de que la tutela es una poderosísima herramienta que puede obrar cambios que sin ella son imposibles, como la mejora de personas con problemas de adicciones, el ingreso en centros, etc. 
La Convención de Nueva Yorkpersigue un cambio sustancial en el trato hacia las personas con discapacidad y muy especialmente hacia las personas tuteladas, hasta el punto de que relega la tutela a casos muy puntuales. Bien, al margen de esta norma de carácter internacional, la mayoría de las conductas que son altamente problemáticas en los entornos familiares o para los servicios sociales de atención primaria son, eso, conductas en las que el uso de la fuerza, l…

A tiempo

Los servicios sociales, de acuerdo con el modelo vasco, operan básicamente sobre tres problemáticas: Dependencia, desprotección y exclusión. Cuando salí de servicios sociales comunitarios para trabajar en tutela de adultos creí que por fin abandonaría la exclusión social y con ella la odiosa tarea de gestionar miseria, sin embargo me equivocaba. Aunque ya no tramito ayudas económicas, en el Instituto hemos de hacer encaje de bolillo para gestionar la subsistencia de las personas que padecen pensiones ridículas, teniendo que controlar hasta el número de cortes de pelo que se pueden permitir. Una tarea que detesto, especialmente cuando acuden a pedir un extra. Un extra que puede consistir en una cena en un restaurante chino por el día de San Valentín. Un extra que algunas veces hay que negar ¡Es mi dinero! replican. Y tristemente tienen razón.
Hay por desgracia muchas personas que, a pesar de estar tuteladas, se encuentran en procesos de exclusión social al igual que muchas de las pers…